Mª Luisa Rioboo, Mónica García, David Ortega, Pablo Cardona, Mª José Alaminos y Juan José González.

Viernes, 22 junio 2018

Cómo ejercer el nuevo liderazgo en una empresa y adecuar las competencias a lo que exige el mercado digital


Dirigir Hoy


La manera de ejercer el liderazgo en las empresas y las nuevas competencias directivas han dado un giro de 180 grados. ¿Cuál es el papel central que hoy tienen los líderes? ¿Cómo se ajustan a las características del mercado? ¿Qué habilidades deben mostrar para adaptarse al nuevo escenario?

Sobre estas cuestiones, seis expertos participaron en una nueva sesión del Foro de Empresa 4.0., organizado por UNIR.

El panel estuvo integrado por cuatro invitados de lujo: Mónica García, consultora human capital consulting de Randstad España; Juan José González, director general del Grupo Accelera; María Luisa Rioboo, directora general corporativa de Psicotec; y María José Alaminos Gil-Ortega, responsable de talento y cultura en Paradigma Digital.

El evento contó además con la participación de Pablo Cardona, decano de la Facultad de Empresa y Comunicación de UNIR. El moderador de la mesa redonda fue David Ortega, director del Máster en Recursos Humanos online de UNIR.

Ante la ‘nueva’ realidad de la revolución digital, los seis ponentes hablaron de grandes “retos” y “desafíos”, dos de los términos más escuchados en la sesión.

¿Qué ha pasado en el mundo para que haya surgido una nueva manera de ejercer el liderazgo? preguntó Ortega

María José Alaminos: “Asistimos a un cambio de paradigma, a nivel de organizaciones y de personas. Diferentes generaciones conviven hoy en el mundo de la empresa. Es un mundo volátil, complejo y ambiguo”.

“La tecnología ha venido para quedarse” subrayó y cambiar los modelos jerárquicos. “La toma de decisiones no corresponde a las capas más elevadas de la pirámide de una compañía. Cada uno de nosotros somos capaces de tomar decisiones que se pongan en valor”.

Competencias digitales

La tecnología también ha condicionado la comunicación de los líderes desde un modelo digital. Esto, en un contexto de innovación y avances tecnológicos que determinan hoy en día el éxito o fracaso en el mercado, consideró Rioboo. Para ella, no hay medias tintas: “La digitalización marca la diferencia. O eres capaz de manejarte en un entorno globalizado y digital, y desarrollas competencias digitales y transversales, o no podrás desempeñar tu trabajo.

Mónica García habló de “corresponsabilidad a la hora de poner foco en el desarrollo de las nuevas competencias empresariales. “En todas nuestras entrevistas en Randstad antes nos focalizábamos en la experiencia y el CV. Ahora nos centramos en detectar habilidades. Las escuelas y universidades pueden hacer mucho, pero nosotros también.  Como usuarios se requiere corresponsabilidad para formarnos en el desarrollo de competencias”.

Juan José González opinó que en el mundo actual, para que la empresa pueda ser digital y 4.0 requiere diversas condiciones: “Además de retener el talento necesitas tener una cultura corporativa. Puedes ser empresa digital, pero luego los mandos conviven con varias generaciones. Si tú incorporas talento digital y después no sabes proporcionar un marco adecuado, no sabes crear el ambiente óptimo para que ese talento se desarrolle”, manifestó.

También abordó otro tema clave: la flexibilidad. “Pasa a ser algo primordial en los candidatos, a la hora de aceptar o no un puesto. “Algunas de las preguntas que más nos repiten cuando realizamos las labores de selección son: ¿se puede trabajar en remoto? ¿El horario es fijo? ¿Existe la posibilidad de participar en otros proyectos? La retribución, muchas veces, queda relegada a un segundo plano entre las prioridades del candidato”.

Otra manera de liderazgo

Pablo Cardona aprovechó esta idea para hablar de una manera absolutamente diferente de ejercer el liderazgo: “Hasta hace poco predominaba el concepto tradicional de liderazgo: era el top-down. Es decir, el líder desde arriba y todo hacia abajo. Pero eso ha saltado por los aires. Ahora el modelo es el upside-in. Empieza por el mercado, hay unos patrones, unas tendencias, y a partir de allí se diseñan las estrategias. Las buenas decisiones ya no las puede tener una persona o dos: las tiene el mercado”.

El decano de la Facultad de Empresa y Comunicación también mencionó las líneas de acción que UNIR ha comenzado a ejecutar con un claro objetivo: “Consolidarse como punta de lanza en el ámbito formativo de Europa para desarrollar las competencias digitales”.

Cardona: La educación ya no puede ser una pizarra verde y sillas de madera. Hay que adaptarla al mundo real.

El futuro no pasa solamente por obtener determinados títulos, sino por desarrollar habilidades: “Las universidades tienen que ser capaces de desarrollar las competencias que reclaman las empresas. Si el mundo funciona a través de la tecnología, la educación ya no puede ser una pizarra verde y sillas de madera. Hay que adaptarla al mundo real”.

Huella UNIR

En ese sentido, Cardona anunció un nuevo plan estratégico que la Universidad acaba de poner en marcha, denominado ‘Huella UNIR’: “Es un paquete de competencias que puedes desarrollar online, dentro de un modelo diseñado para nuestros casi 40.000 alumnos. Todos podrán desarrollar sus competencias, no solo los estudiantes de Empresa. Tendrán su paquete de competencias UNIR para ser capaces de trabajar en equipo y comunicar”, explicó.

El mundo digital requiere que “formemos en digital”. Para algunas universidades va a ser difícil, pero “en UNIR estamos en nuestro entorno natural. Somos una universidad con base tecnológica, por lo que estamos dando pasos punteros”.