Solicita información

Qué distingue a las empresas ganadoras del nuevo mercado pospandemia

Es imprescindible aplicar el BPM (Business Process Managment) o gestión por procesos para que la empresa sea más competitiva. Pedro Robledo, destacado experto, analiza las claves en el UNIRProcessDay.

La pandemia ha significado para las empresas una transformación y un esfuerzo sin precedentes. Pedro Robledo, presidente de ABPMP Spain y coordinador académico del Máster en Dirección de Procesos Estratégicos y del Máster en BPM para la Transformación Digital de UNIR, planteó en la openclass Cómo mejorar la gestión de operaciones de tu negocio pos-COVID, las cuestiones que deben abordar las organizaciones para superar los retos que se les plantean y cómo el BPM puede ayudarles a superarlos.

“Vivimos en un mercado más competitivo, que necesita organizaciones ágiles y flexibles que sepan adaptarse a las nuevas normas de juego, que manejen de una forma óptima los márgenes de ganancias y que innoven. Con una dificultad añadida: lograrlo ante un cliente 2.0, que está muy informado y busca la satisfacción inmediata”, apunta.

Para alcanzar estos objetivos las compañías necesitan BPM, disciplina orientada a procesos y focalizada en la mejora continua, que permite conseguir máxima productividad, competitividad, crecimiento y más agilidad.

¿Por qué es importante el BPM?

Robledo destaca que “el BPM persigue la mejora constante del funcionamiento de los procesos de negocio y de la cadena de valor de una organización, y fomenta la innovación para conseguir mayor productividad, con un rendimiento excelente, eficaz, efectivo, eficiente, exitoso y alienado con la estrategia empresarial”.

Además, este experto considera que “facilita la gestión de los pilares básicos de una organización: procesos, personas, tecnologías, métodos, estrategias, gobierno y cambio cultural”, y deja claro la importancia que tiene para él: “Aplicar Business Process Management permite a las empresas ir a un ritmo mas rápido que el mercado”.

ejecutivos

Una ventaja competitiva para las compañías que lo desarrollen y que les ayudará a superar los grandes retos surgidos en la etapa poscoronavirus, así como a consolidar los hitos alcanzados durante la pandemia. Pero ¿cuáles son esos desafíos y logros?

Hitos y retos empresariales

El coordinador académico del Máster en Dirección de Procesos Estratégicos y del Máster en BPM de UNIR considera que, debido a la COVID-19, se han conseguido tres logros en el mundo empresarial:

  1. Teletrabajo. Una modalidad que ha experimentado un incremento del 34%. Uno de cada tres trabajadores realiza jornadas en remoto, según el Instituto Valenciano de Investigaciones Económicas (IVIE).
  2. E-Commerce. Que ha registrado un aumento del 27,6% a nivel mundial, acercándose al 30% en Europa y superando el 35% en Latinoamérica, como destaca un informe de Insider Intelligence.
  3. Automatización. El 56% de las compañías considera necesaria acrecentarla para mantener sus niveles de servicio, según datos de EdgeVerve y SSON.

También plantea los retos a los que se enfrentan las organizaciones tras la compleja situación que hemos vivido:

  1. Resiliencia
  2. Retorno
  3. Reinvención

Son las tres erres que deben abordar las empresas y en las que el BPM se convertirá en una herramienta vital que posibilitará su crecimiento.

Resiliencia

“Las compañías deben buscar la supervivencia a corto plazo, centrándose en obtener una situación financiera saneada y buscando captar nuevos clientes”, subraya Robledo.

Para lograrlo, deben mantener tres conceptos en mente: ingresos, cadena de suministro y modelos operativos, y no dejar de lado cuestiones como esta: “Un e-commerce debe tener una buena logística para obtener buenos ratios de satisfacción de cliente. El consumidor quiere todo ya, y si la entrega es un día, tiene que ser en un día. Del mismo modo, que las diferencias entre el pedido que hace hoy y el que haga mañana han de ser casi nulas”, destaca.

Es necesario reevaluar todo el modelo de negocio, porque son muchos los que han quedado obsoletos y deben buscar nuevas alternativas.

 

Por esta razón, considera vital el papel que juega el BPM y resume así los puntos clave de la resiliencia:

  • Estimular los ingresos. La implantación de esta disciplina permite obtener beneficios. Y lo explica mediante datos del sector de los seguros: “La mejora de la gestión y el uso de procesos ha supuesto una reducción importante del fraude, una disminución del tiempo de gestión de las reclamaciones de días a horas, así como de los costes”.
  • Estabilizar la cadena de suministro. Hay que estandarizar procesos y enfocarse a la mejora continua. “Con el BPM podemos aplicar la metodología Lean, para eliminar las tareas que no aportan valor consumiendo menos recursos; también usar Six Sigma, técnica que permite realizar procesos predecibles, estandarizados y controlados; y, además, utilizar TOC, que evita los cuellos de botella y permite lograr procesos más productivos y conseguir la satisfacción del cliente”, expone Robledo.
  • Optimizar modelos operativos. “ Son las tres `es´: eficiencia, eficacia y efectividad. Eficientes, porque un proceso convierte sus entradas en salidas, eficacia porque un proceso ofrece su promesa de cliente y, si una falla, ya nos somos efectivos”, aclara.

Retorno

Las empresas tienen ante sí el reto de volver a una cierta normalidad y regresar a los niveles de negocio y empleo previos a la crisis. En este aspecto, es necesario reevaluar todo el modelo de negocio, porque son muchos los que han quedado obsoletos y deben buscar nuevas alternativas, así como entender qué deben cambiar.

Para Robledo es fundamental que las compañías “aceleren la digitalización de los modelos de venta y distribución que nos permite que los empleados y clientes puedan interactuar desde cualquier lugar, exceptuando los trabajos que tengan que ser físicos. También, entender la necesaria innovación en productos y servicios para ser más competitivos, sin perder de vista que, según los gurús, los productos dejarán de existir para ser servicios, porque el cliente valorará más esto último”.

datos

Este planteamiento implica que las empresas deben centrarse en aplicar el BPM para alcanzar estos objetivos:

  • Acelerar la digitalización. Que permita la trazabilidad y el cumplimiento de los objetivos y la automatización de los procesos en los que la intervención humana no sea necesaria, al tratarse de tareas que no aportan valor.
  • Redefinición de la cadena de suministro, que facilite un proceso de entrega óptima.
  • Innovación de productos y servicios. “Hay que mejorar el time to market. Es importante entender qué está pasando, ver qué problemas hay, determinar prioridades… En ese proceso es fundamental el análisis cualitativo (para buscar ineficiencias) y los análisis cuantitativos (para ver el rendimiento y las estimaciones de mejora). De esta forma, obtendremos datos para ver el escenario de progreso más claro”, apunta Robledo.

Reinvención

Adaptarse a la nueva realidad y buscar nuevos modelos de negocio que faciliten no solo el crecimiento en línea, sino también el exponencial. Las organizaciones deben enfocarse en estos aspectos para lograr ser más competitivas.

Robledo señala que “cada vez hay menos barreras de entrada y las empresas se introducen en distintos sectores. Una compañía, por ejemplo, puede vender zapatos y también vender datos de cómo se usan esos zapatos”.

Las compañías necesitan perfiles capaces de liderar este cambio y aplicar de forma correcta el BPM.

 

Este experto considera vital la protección del empleo en el proceso de reinvención: “La fuerza de la mano de obra es esencial, empoderar al empleado para que sea efectivo. Por eso, las organizaciones deben centrarse en que el trabajador pueda realizar distintas funciones adquiriendo nuevos conocimientos. Si perdemos continuamente empleados y se producen rotaciones constantes, la empresa pierde competitividad. Es imprescindible la gestión del talento, incrementando las capacidades del trabajador para los puestos que surgirán por la automatización”, apunta.

Con estas consideraciones, queda claro que la reinvención debe ejecutarse con la vista puesta en:

  • Nuevos modelos de negocio. Implica cambiar la cadena de valor y requiere la transformación de la arquitectura empresarial, así como la racionalización y simplificación de los procesos de negocio (BPM).
  • Concentración de sectores e integración vertical que permita a la compañía ser competitiva.
  • Inversión en gestión del talento. Hablamos de reskillig (adquirir nuevas habilidades para adaptarse a los cambios) y upskilling (mejorar y perfeccionar capacidades). La empresa debe preparar a los profesionales con competencias transformadoras, técnicas y operativas.

equipos

Para superar con éxito estos retos, las organizaciones necesitan aplicar el Business Process Management (BPM). “Solo así lograrán ser más competitivas y crecer”, destaca Pedro Robledo.

Por este motivo, las compañías necesitan perfiles capaces de liderar este cambio y aplicar de forma correcta el BPM. Que cuenten con las habilidades para diseñar rutas dinámicas, automatizar procesos de negocios o implementarlos. Profesionales que sumen los conocimientos técnicos, el dominio de las herramientas y la visión estratégica de negocio.

Surgen así oportunidades de empleo, cuyas puertas se abrirán con titulaciones como el Máster en Dirección y Procesos Estratégicos de UNIR, que permite adquirir competencias para liderar la transformación y la innovación en las compañías.

Estudios que te permitirán desempeñarte en cargos directivos transversales como el de director de gestión por procesos o director de operaciones. También, en puestos de mejora de procesos como arquitecto empresarial, analista de negocio o modelador de procesos.

El Máster en BPM es otra oportunidad de desarrollo laboral en el ámbito del Business Process Management.

  • Operaciones

Títulos que te pueden interesar

Noticias relacionadas

¿Qué perfiles demanda el mercado laboral tras la pandemia?

Hablamos de transformación digital, de tendencias o innovación. También, de los nuevos perfiles profesionales que necesitan las empresas y los cambios en la forma de ejercer el liderazgo.

¿Qué son los KRI (indicadores clave de riesgo) y por qué es importante definirlos?

En gestión de riesgos, los KRI son indicadores muy útiles, pues funcionan como avisos ante potenciales riesgos que pueden comprometer los objetivos estratégicos de la organización.

La teoría de la utilidad: claves y ejemplos

La teoría económica de la utilidad marginal explica la conducta de los consumidores partiendo de la idea de que cada persona demandará la cantidad de bienes y servicios que maximice su utilidad.

Docencia 100% online

Nuestra metodología te permite estudiar sin desplazarte mediante un modelo de aprendizaje personalizado

Clases en directo

Nuestros profesores imparten 1.600 horas de clases online a la semana. Puedes asistir en directo o verlas en otro momento.

Tutor personal

En UNIR nunca estarás solo. Un tutor realizará un seguimiento individualizado y te ayudará en todo lo que necesites.

La recompensa al esfuerzo

Nuestra vida académica y social

Acompañamiento personalizado