Select Page

Las 10 mejores frases de liderazgo y por qué lo son

Por Carles M. Canals | Management Content Specialist 22-11-19

Desde Aristóteles a Bill Gates, pasando por José Ortega y Gasset, Miguel de Cervantes y otros, este artículo resume los pensamientos de diversas personalidades. Sus mensajes pueden resultar inspiradores para mejorar la capacidad de liderazgo

Filósofos, políticos, novelistas, académicos, empresarios y directivos empresariales proporcionan ideas para mejorar nuestra capacidad como líderes. Estas son las mejores frases de liderazgo y los motivos por las cuales las hemos seleccionado:

“La prudencia es la única virtud propia del que manda. El hombre prudente es el que sabe deliberar bien” (Aristóteles)

Aristóteles

Añadía el filósofo griego que los prudentes “son capaces de ver lo que es bueno para ellos y para los hombres a los que gobiernan”. El líder político o empresarial prudente:

–Prevé las consecuencias que pueden tener cada decisión en todos los ámbitos, dentro y fuera de la organización.
–Aprovecha la experiencia pasada, propia y ajena.
–Pide consejo, contrasta sus puntos de vista, está abierto a las sugerencias.
–Diseña diversas alternativas y analiza los pros y contras de cada una.
–Busca un equilibrio entre riesgo y rentabilidad.
–Cuando los hay, reconoce los errores y rectifica.

“Lo único que puedo ofrecer es sangre, trabajo duro, lágrimas y sudor” (Winston S. Churchill)

Winston S. Churchill

Sin dudas, una de las mejores frases de liderazgo. Pertenece al discurso pronunciado en el Parlamento el 13 de mayo de 1940, tres días después de ser designado primer ministro de Gran Bretaña. Los británicos habían tenido que abandonar Noruega, presionados por unos alemanes que el día 10 se abalanzaron sobre Holanda y Bélgica y a los pocos días expulsarían al mar a los británicos.

Añadió: “Ante nosotros tenemos muchos, muchos y largos meses de lucha y de sufrimiento. (…) Nuestra política consiste en hacer la guerra por tierra, mar y aire (…) ¿Cuál es nuestro objetivo? Lo puedo nombrar con una sola palabra: Victoria”.

En tiempos desesperados, Churchill no engañó presentando la situación mejor de lo que era ni prometió una victoria fácil. Pero mantuvo la esperanza de combatientes y civiles. Consiguió dar una motivación elevada al sacrificio que pedía a todos.

“Has de poner los ojos en quien eres, procurando conocerte a ti mismo, que el más difícil conocimiento que puede imaginarse” (Miguel de Cervantes)

Miguel de Cervantes.

Consejo del Quijote a Sancho Panza antes de que éste asuma el cargo de gobernador de la imaginaria Ínsula de Barataria. Es una tendencia muy humana ignorar cómo es uno y negarse a reconocer los errores y limitaciones. Es muy fácil autoengañase, encontrar excusas y atenuantes.

Para conocerse a sí mismo un debe hacer un esfuerzo, con la inteligencia y la voluntad. El conocimiento propio, la verdad, es la base de la humildad. La arrogancia muchas veces lleva a equivocarse y siempre es desagradable para los demás.

“Si no puedes conducir la locomotora, dedícate a engrasar los ejes” (Agatha Christie)

Agatha Christie.

La autora de novelas policíacas, de pequeña, tenía en su habitación enmarcada esta frase anónima. En sus Memorias explicó que le habían servido de guía en todo su quehacer. Antes de ponerse a conseguir un objetivo, o de aceptar un cargo, uno debe analizar si está al alcance de sus posibilidades; en caso negativo, buscar otro más apropiado.

Es otra de las grandes frases de liderazgo. También es aplicable a los líderes respecto a sus colaboradores. Salvo excepciones, todos son útiles. Una de las tareas más difíciles de un directivo es asignar a cada uno la tarea que mejor se adecua a sus características: formación, experiencia, manera de ser, preferencias…

Hay grandes vendedores que no sirven como jefes de equipo, o no son felices con esa función. Hay excelentes diseñadores incapaces de desempeñar tareas comerciales…

“La base de un gobierno efectivo es la confianza pública, y esa confianza está en peligro cuando las normas éticas fallan o parecen fallar” (John F. Kennedy)John F. Kennedy.

Mensaje del presidente de los Estados Unidos al Congreso sobre la regulación de conflicto de intereses y problemas éticos en el gobierno. 27 de abril de 1961.

Todo gobierno, empresa y ONG, para ejercer adecuadamente su función, necesitan el prestigio que otorga la integridad moral. Sin este prestigio, la potestad se basa únicamente en el poder de coerción mediante la fuerza y las sanciones. Lo que genera confianza es la autoridad moral, que es un intangible que se adquiere día a día (y se puede arruinar en un instante). Esto es aplicable a los líderes que están al frente de toda organización, pública, privada y social.

No basta ser ético: también hay que ocuparse de que uno sea percibido como tal. Y dar a conocer los mecanismos que existen para evitar, controlar y sancionar los posibles casos de corrupción que surjan.

“Para manejarte a ti mismo, usa tu cabeza; para manejar a otros, usa tu corazón” (Eleanor Roosevelt)

Eleanor Roosevelt.

Eleanor fue la esposa de Franklin D. Roosevelt, presidente de Estados Unidos (1933 -1945). Estuvo muy involucrada en causas sociales. Tuvo un papel importante en la aprobación por la ONU de Declaración Universal de los Derechos Humanos. Esta frase tiene diversas lecturas.

–Para que el líder acierte en la toma de decisiones, la clave está en la inteligencia. Los sentimientos, emociones y estados de ánimo ayudan (o dificultan) en la ejecución de una tarea. Pero no son ellos los que determinen qué hacer. Es la razón (la prudencia aristotélica) la que indica qué debemos hacer o evitar, en qué momento actuar, de qué manera hacerlo.
–Para mover la voluntad de otros en la dirección que se considera conveniente, es muy eficaz tocar su corazón. Las emociones son una poderosa fuente de motivación, sobre todo cuando hay que pedir un sobreesfuerzo.

“Sólo cabe progresar cuando se piensa en grande, sólo es posible avanzar cuando se mira lejos” (José Ortega y Gasset)

José Ortega y Gasset.

Esta frase del filósofo madrileño es una llamada a la magnanimidad, a acometer tareas ambiciosas que comportan dificultades.

–No hay que limitarse a resolver los problemas del día a día. Haciendo eso, uno queda empantanado en la mediocre situación actual y no busca una solución definitiva para evitarlos. Hay que dedicar tiempo a pensar a lo grande en metas profesionales u objetivos empresariales, por ejemplo.
–Hay que mirar lejos. Salir del hoy para imaginar el largo plazo. Para conseguirlo, uno ha de superar la rutina cotidiana y situarse en una posición elevada.

“La finalidad de una empresa es crear un cliente” (Peter Drucker)

Peter Drucker.

Esta frase la utilizó por primera vez el profesor y articulista Peter Drucker en su libro Management: Tasks, Responsibilities and Practices (1973). El fin de la empresa no puede ser ganar dinero: esa debe ser la aspiración de sus dueños y directivos. Y tener beneficios es una condición para la supervivencia a medio y largo plazo.

La empresa tiene sentido en la medida en que satisface a un potencial consumidor y cumple una función social además de económica. El fundador, los máximos ejecutivos a cualquier nivel, deben tener presente qué necesidad del cliente pretenden atender. Puede ser una necesidad real (pan, abrigo, teléfono, educación básica) o imaginaria (una joya, un perfume caro, un viaje de placer).

“Nadie será recordado por llevarles ingresos a los accionistas. Te recordarán por el impacto que causaste en la sociedad” (Indra Nooyi)

Indra Nooyi.

Esta frase de esta directiva nacida en la India refleja una actitud que adoptó como CEO de la empresa de bebidas y alimentación PepsiCo (2006-2018). En otro artículo de este blog se incluye a Indra Nooyi entre ocho grandes líderes mundiales.

Bajo su dirección, dio pasos importantes para minimizar el impacto medioambiental de sus actividades y ser más sostenible. Aunque comportó más gastos, disminuyó en sus productos ingredientes nocivos para la salud, soportando las críticas de aquellos a quienes sólo importaba el beneficio.

Los altos directivos “han de dar a entender que quieren escuchar las malas noticias” (Bill Gates)

Bill Gates.

En su libro Los negocios en la era digital, Bill Gates, fundador de Microsoft, señalaba la necesidad de recibir malas noticias y escucharlas. Para conseguirlo, el cambio debe provenir de los máximos ejecutivos de la empresa. Los líderes “deben despertar una verdadera avidez de ellas en toda la organización”.

Se trata de una de las mejores frases de liderazgo para tener en cuenta. Es cuestión de recompensar al mensajero, no de matarlo. Si la gente tiene miedo de transmitir los fallos, propios o de la organización, los problemas en vez de solucionarse rápidamente empeorarán.

 

Potencia tu carrera profesional con una visión estratégica de negocio. ¿Estás preparado? 

 

¿Qué formación necesito para mejorar en mi carrera profesional?

Descúbrelo

Contacta con nosotros

Contacto