Solicita información

La transformación digital del profesor de ELE: el mundo entero como horizonte

Internet ha cambiado la enseñanza del español como segunda lengua. Docentes y estudiantes salvan las distancias físicas y, además, la manera de impartir clase puede ser más innovadora y enriquecedora.

Enseñar español como segunda lengua aporta riqueza cultural.

Hasta hace pocos años, el profesor de Español como Lengua Extranjera (ELE), al igual que el resto de los docentes de cualquier materia y ámbito, daba clase a sus alumnos de manera presencial. Básicamente porque aún no existían las clases en internet.

No obstante, la naturaleza intercultural del alumnado y del profesorado de ELE implicaba una particularidad espacial que diferenciaba la enseñanza del ELE de la enseñanza de otras materias. Para que la clase de español pudiera producirse era necesario un desplazamiento.

Docentes y estudiantes no partían del mismo lugar. Y para que se pudiera enseñar español, o bien el profesor hispanohablante se marchaba al país en el que residían sus alumnos, o bien estos alumnos se desplazaban a un país hispanohablante para aprender la lengua en un contexto de inmersión.

Así, la profesión de profesor de ELE se presentaba atractiva para aquellos profesores que tenían interés en “vivir fuera” de su país o, en el sentido contrario, para ejercer de “anfitriones” en el mismo.

En la actualidad hay muchos profesores de esta materia que ejercen en el extranjero y otros que reciben en sus países a alumnos de procedencias lejanas. O quizá no tan lejanas, pero sí “extranjeras”.

Como el caso, por ejemplo, de un profesor que imparte español a un grupo de estudiantes de Erasmus portugueses en Salamanca, una ciudad cercana a la frontera con Portugal.

Esta característica dota a la profesión del profesor de ELE de una riqueza contextual enorme que nace del contacto entre culturas y sistemas educativos diferentes. ¿Es acaso lo mismo que una profesora de La Coruña ejerza en el sistema público de enseñanza reglada en Francia que un profesor bonaerense sea profesor de ELE en Pekín en una compañía que exporta productos chinos?

Imaginad la cantidad de combinaciones posibles que ofrece esta profesión para su ejercicio: el mundo entero es nuestro horizonte.

Este valor intercultural y contextual de la enseñanza del ELE se está estudiando desde el prisma de la geolingüística de la enseñanza del español en el mundo, un interesante campo de estudio que trata de desentrañar lo que implica la enorme cantidad de posibilidades que ofrecen las combinaciones culturales y sistémicas que se dan entre los docentes, los discentes y el contexto de aprendizaje de esta materia.

escuela ELE 2

Más posibilidades que nunca

Además, se ha de tener en cuenta la revolución que internet sigue desencadenando en todos los ámbitos de la vida de los seres humanos, incluido el contexto educativo y, específicamente, en la enseñanza y aprendizaje del español como lengua extranjera.

Las TRIC (Tecnologías de la Relación, la Información y la Comunicación) han abierto una “tercera vía” para los profesores de ELE a través de la proliferación de los programas de idiomas y de las clases en línea.

Las clases en Internet permiten que los profesores de ELE vivan en cualquier parte del mundo que tenga una buena conexión a la red. Y, no lo olvidemos, un lugar cómodo y sin ruidos en el que poder trabajar adecuadamente. Plataformas de videoconferencias como Zoom, Skype, Adobe Connect o ClassIn se han convertido en aularios virtuales en los que los profesores imparten sus sesiones, como antes solamente podían hacer en academias, colegios o universidades.

Así, a los que querían “vivir fuera” y a los “anfitriones” se han sumado estos docentes que ejercen en línea y que pueden así vivir “en cualquier parte”. Algunos aprovechan esta particularidad para vivir como “nómadas digitales”, estableciéndose en diferentes lugares según sus necesidades.

El trabajo en Internet plantea a estos profesores especializados casi infinitas posibilidades para cumplir sus sueños personales. Desde repatriarse y vivir en el pueblo de su familia, hasta mudarse a lugares de ensueño como Bali y enseñar español por Internet mientras se empapan de una nueva cultura.

Gracias a la proliferación de la enseñanza de ELE en Internet, ya no es necesario que haya un desplazamiento desde o hacia un país hispanohablante para que la clase de ELE tenga lugar. Internet une a docente y discente en un espacio virtual en el que tiene lugar la acción de aprendizaje.

Diferencias y semejanzas

¿Pero es esta “mudanza” a Internet un mero cambio de escenario de la acción física de la enseñanza de español? Es decir, ¿se aprende español del mismo modo en Internet que en las clases presenciales?

Las clases en línea siguen llamándose “clases” y toman como referencia las clases físicas, las cuales, además de tener lugar en un espacio real entre cuatro paredes y producirse a una hora determinada, constan de una secuencia didáctica concreta.

escuela ELE

Independientemente de la metodología de base que nos inspire, en cualquier clase de ELE encontramos ciertos procedimientos o momentos comunes y constitutivos, tales como la introducción, la resolución de dudas, la exposición teórica, la dinámica práctica y la oralidad y/o conversación.

Y, pese a que las clases en línea no se producen en un lugar común (el profesor y el estudiante pueden estar cada uno en su casa en puntos distintos del mundo), sí tienen lugar a una hora acordada.

Internet permite eliminar el espacio físico de las clases, pero no el tiempo sincrónico (profesor y estudiante conectados y comunicándose a la vez) y los procedimientos constitutivos de la clase presencial. Hay, por lo tanto, ciertos puntos de similitud entre el proceso presencial y el que se aloja en internet.

Una transformación necesaria

En este caso claramente la gallina (la clase presencial) fue antes que el huevo (la clase online). Sin embargo, por mucho que procedan de la idea de clase que teníamos presencialmente, las clases en línea no son exactamente calcos de las clases presenciales en un espacio virtual.

Sus características distintivas tienen importantes implicaciones que han precisado de profesores capaces de “transformarse digitalmente”. A nuestro modo de ver, una cuestión que diferencia fundamentalmente a la clase presencial de la clase en internet es la posibilidad de grabación y reproducción posterior.

Gracias a la grabación, la clase, momento de intercambio educativo síncrono (a la vez) por excelencia, se convierte en una posibilidad asíncrona (en diferente tiempo). Esto permite a los docentes desligarse de los contenidos más mecánicos y repetitivos, (de la teoría, de alguna manera) para innovar y dejar las cuestiones más prácticas para los espacios síncronos en los que profesor y alumno coinciden en el mismo tiempo.

Internet permite innovar en la enseñanza.

 

Como hemos visto, la irrupción de internet ha permitido deslocalizar espacialmente a los profesores y a los estudiantes de ELE, que ya no tienen que desplazarse para enseñar o aprender en los contextos en los que pueden elegir entre el modo presencial y el virtual.

Y, por otro lado, también está suponiendo, gracias a sus ventajas técnicas como la grabación, una evolución del modo en el que se imparte el español. Porque las clases cambian gracias a la técnica y se hacen mejores.

Estamos en el lugar y en el momento precisos para verlo. La creatividad y la flexibilidad están servidas y al servicio de la transformación docente.

*Elena Merino Rivera es docente en el Máster Universitario en Enseñanza de Español como Lengua Extranjera (ELE) de UNIR.

  • Master Universitario en Enseñanza del Español como Lengua Extranjera (ELE)

Títulos que te pueden interesar

Noticias relacionadas

Mireya Fernández: “Una lengua no es solo un código lingüístico, es el acervo cultural de un pueblo”

Una lengua distinta a la materna puede aprenderse (y enseñarse) en la edad adulta y a distancia sin ningún problema. El Curso de Enseñanza del Español online de UNIR profundiza en ambas cuestiones para adaptar el método de formación en nuestro idioma.

El rol de asesor lingüístico al detalle

El asesor lingüístico cuenta con un dominio nativo o equivalente de un idioma y está capacitado para ofrecer su opinión experta en materia lingüística.

Derribando mitos en torno al multilingüismo: la docencia que abre nuevas culturas en un mundo globalizado

La directora académica del Máster en Educación Bilingüe de UNIR, Beatriz Barrantes Martín, desgrana las características de los centros educativos que emplean esta metodología y las capacidades que fomenta entre los alumnos.

Docencia 100% online

Nuestra metodología te permite estudiar sin desplazarte mediante un modelo de aprendizaje personalizado

Clases en directo

Nuestros profesores imparten 4.000 horas de clases online a la semana. Puedes asistir en directo o verlas en otro momento

Tutor personal

En UNIR nunca estarás solo. Un tutor realizará un seguimiento individualizado y te ayudará en todo lo que necesites

La fuerza que necesitas

Nuestra vida académica y social

Acompañamiento personalizado

5355437