Martes, 12 mayo 2020

Total Physical Response: en qué consiste este método y cómo aplicarlo a la enseñanza del inglés

TPR son las iniciales de Total Physical Response o, lo que es lo mismo, Respuesta Física Total. Se trata de un conjunto de métodos para colaborar en el aprendizaje del lenguaje, un sistema que fue desarrollado por James J. Asher, profesor de Psicología de la Universidad Estatal de San José. ¿Quieres saber más sobre el método Total Physical Response? En UNIR abordamos las principales claves de este sistema para el aprendizaje de un lenguaje.

El TPR consiste en que cuando se aprende un lenguaje adicional, este es internalizado mediante un proceso de descifrado de código lo que permite, a su vez, un periodo largo de desarrollo de la comprensión antes de la producción de lenguaje. Este sistema de aprendizaje se basa en la idea de que el cerebro humano está biológicamente programado para aprender cualquier lenguaje natural, incluyendo el lenguaje de signos de los sordos. Y la muestra de todo esto es cómo los bebés interiorizan el lenguaje.

La Respuesta Física Total se enfoca a cómo los niños aprenden su idioma materno. Observa y estudia la comunicación entre padres e hijos, combinando las habilidades verbales y motrices y cómo el niño responde físicamente a la comunicación verbal de los padres. La respuesta del pequeño es, a su vez, reforzada positivamente con la voz del padre o la madre.

 

 

Esto produce que, durante muchos meses, el niño vaya adquiriendo poco a poco el lenguaje sin poder hablar. Es en este período cuando se produce la interiorización y el descifrado de mensajes. Una vez superada esta etapa, el menor es capaz de reproducir el lenguaje de forma espontánea.

El TPR en las aulas

La implementación de este sistema en el aula por parte del docente no es ni más ni menos que imitar ese mismo proceso natural. Para que este tipo de aprendizaje llegue a buen puerto, el profesor y el estudiante deben tomar los roles de padre (o madre) y niño, respectivamente. Por tanto, los estudiantes deben responder físicamente a las palabras del docente.

Entre otras ventajas del TPR, el alumno disfrutará de una clase diferente a la convencional: son sencillas, simples y no requieren una preparación especial. Sin embargo, podrían ser contraproducentes para los alumnos más tímidos.

 

 

El TPR y la enseñanza de una lengua extranjera como el inglés

El método de Respuesta Física Total es altamente efectivo y útil para aprender idiomas y consiste, como ya hemos comentado, en acercarse a otra lengua de la misma forma que aprendimos nuestro idioma materno.

Por ejemplo, cuando utilizamos este sistema para aprender inglés, las primeras destrezas que se practican son las receptivas. Además, el estudiante debe aceptar de antemano que pasará por una etapa de aprendizaje en la que no hablará, en la que solo escuchará activamente. El alumno no producirá ningún mensaje ni oral ni escrito.

Entre la etapa inicial receptiva y la final activa, hay un momento intermedio en el que el estudiante puede responder físicamente para mostrar la comprensión de un mensaje. Se debe seguir en todo momento un proceso natural en el aprendizaje, emulando el mismo que se sigue con la lengua materna.

 

 

Actividades para aprender inglés con el método Total Physical Response

La dinámica de “Simón dice”

En una primera etapa, el maestro va indicando en inglés acciones —como dar palmas, saltar, cantar, levantar las manos…— Mientras las dice, las va haciendo a la par que los estudiantes. En una segunda fase, el docente indica las acciones pero, en esta ocasión, no las hace, solo las ejecutan los alumnos. En la tercera y última etapa, el profesor pone a prueba a los estudiantes e intenta engañarlos haciendo una acción diferente a la que dice. En esta prueba, los que se equivoquen están eliminados. Esta actividad incentiva a los niños y suele tener un gran éxito en clase.

El juego de “Head, shoulders, knees and toes”

Esta dinámica consiste en una canción sobre las partes del cuerpo. El niño se aprenderá este pegadizo tema y, según lo canta, toca las diferentes partes del cuerpo que nombra.

La canción de “If you’re happy and you know it”

Esta actividad es una canción sobre las emociones. El niño va asociando un gesto o sonido a cada una de las emociones.

“Here we go round the mulberry bush”

Es un juego de canciones sobre acciones determinadas que el alumno deberá imitar a través de la mímica.

La aplicación del método Total Physical Response conlleva un esfuerzo y adaptación por parte del profesor. Por eso, la formación de los docentes es básica. Esta se puede adquirir, por ejemplo, a través de nuestro máster en Educación Bilingüe. Y si aún no tienes el título de maestro, echa un vistazo a nuestros grados bilingües en Educación Infantil o Primaria.