Lunes, 11 mayo 2020

¿Cómo aprovechar los recursos virtuales para trabajar la enseñanza del inglés online?

La enseñanza del inglés online puede presentar en ocasiones algunas limitaciones respecto a la enseñanza presencial pero, sin lugar a dudas, tiene muchas ventajas tanto para profesores como estudiantes.

Los entornos educativos virtuales nos ofrecen la oportunidad tanto a alumnos como profesores de poder conectarnos desde cualquier lugar y en cualquier momento. A los alumnos les permite trabajar a su propio ritmo, así como vencer la timidez en aquellas ocasiones en las que no se sienten muy cómodos cuando tienen que realizar actividades que requieren interacción y que no están exentas de la presión que produce la inmediación.

Asimismo, la enseñanza online puede reducir significativamente el efecto que tiene la ansiedad en los alumnos a lo largo del proceso de aprendizaje. Por otro lado, en aquellas clases en las que tenemos distintos niveles competenciales, los profesores suelen verse atrapados en la dificultad de la gestión de las mismas, dada la dificultad de proveer actividades para cada uno de los niveles, así como para cada uno de los estilos de aprendizaje.

Aun así, la enseñanza online permite el diseño de actividades que pueden tener distintos desempeños o distintas hojas de ejercicios para una misma tarea, de modo que se pueden satisfacer las necesidades de estudiantes con distintos niveles de Competencia.

 

 

Claves para la enseñanza del inglés online

Los tres elementos clave para una enseñanza online de éxito en las cuatro destrezas en inglés son la planificación, el desarrollo de la autonomía del alumno y mantener la motivación. La enseñanza a distancia implica el uso de Internet como recurso fundamental. Buscar materiales adecuados puede, de todas formas, convertirse en una constante pérdida de tiempo si no has establecido Los criterios que debemos tener en cuenta con anterioridad.

La planificación será, por tanto, esencial tanto para los profesores como para los alumnos. Un calendario semanal con instrucciones claras y con fechas de entrega va a permitir que los alumnos se responsabilicen y tome las riendas de su propio aprendizaje. El calendario puede incluir un número determinado de secciones como: clases en directo, actividades (divididas en reading, writing, listening y speaking), gramática, vocabulario, así como una lista de control para poder ir chequeando el aprendizaje, entre otras.

La utilización de porfolios de aprendizaje dentro de la evaluación va a motivar a los alumnos a ser autónomos, especialmente si les hemos dejado seleccionar alguno de los temas que además forman parte de sus centros de interés. El aburrimiento siempre se asocia a una baja autonomía.

 

 

Por ejemplo, los alumnos van a tener una mayor tendencia a aburrirse cuando están realizando unas actividades muy repetitivas, así como controladas. Hay una gran variedad de estrategias motivacionales que los profesores pueden utilizar para generar y mantener la motivación del estudiante. La enseñanza online es una gran oportunidad para diseñar actividades que puedan tener en cuenta, no solo el nivel de desempeño de los estudiantes, sino también sus intereses personales necesidades y expectativas. Los ejemplos que presentamos a continuación se pueden adaptar a diferentes grupos así como entornos de aprendizaje.

Reading

Los tipos de actividades de Reading que se suelen utilizar en la enseñanza online no difieren mucho de aquellos que utilizamos en entornos presenciales. En la enseñanza online, tenemos la posibilidad de utilizar un amplio abanico de textos: desde las entradas en blogs o folletos de viajes, a poemas y relatos de ficción, textos que no siempre se encuentran en los libros de texto tradicionales. Podemos pedir a los alumnos que respondan a una pregunta relacionada con el texto que han leído, así como que expresen los sentimientos que les suscitan, más que centrarnos en el significado de las palabras o frases en los mismos.

 

 

Writing

Escribir una historia corta es un ejemplo de actividad independiente en la que a los alumnos se les pide que escriban de forma imaginativa y que expresen sus sentimientos e ideas creativamente. Como punto de partida, el profesor les puede proporcionar algunas imágenes o simplemente la primera línea de la historia. Entonces podremos pedir a los alumnos que utilicen ciertas estructuras gramaticales y vocabulario. Asimismo como alternativa, podemos en esta actividad pedirles que sigan un proceso colaborativo. Los estudiantes pueden trabajar en grupos, utilizando una herramienta de presentación online, que les permita escribir sus contribuciones a la historia en una secuencia virtual permitiéndoles incluso añadir imágenes.

Listening

El punto clave en la enseñanza del Listening en entornos virtuales es la posibilidad de utilizar vídeos en lugar de audios: fragmentos de programas de televisión, nuevos clips, documentales, películas, o animaciones que les van a proporcionar una exposición a situaciones reales y a un lenguaje vivo, que es difícil de encontrar en los Listening que nos proporcionan las actividades de los libros de texto tradicionales. Otra actividad de estimulante que es fácil de planificar en una sesión presencial Virtual, es invitar a un “Guest Speaker”. Esta actividad puede incluso aumentar las habilidades de observación de los alumnos y dirigir su atención a la comunicación no verbal y a la forma en la que contribuye a la interpretación del mensaje.

Speaking

Si utilizas una plataforma virtual que te permite realizar videoconferencias para tus clases en vivo, asegúrate de que estás familiarizado con el software, así como las múltiples herramientas que te va a proporcionar. Habla de forma clara y utiliza gestos y expresiones faciales. Utiliza diferentes diseños, interactúa con tus estudiantes, incluso puedes permitirles la interacción entre ellos. En una actividad que implique la interacción entre los alumnos, los alumnos pueden elegir un tema relacionado con sus intereses y trabajar en el diseño de un anuncio para la televisión un poco centrado en el tema propuesto.