Miércoles, 08 agosto 2018

Los videojuegos: ¿Amigos o enemigos del alumno?

En las últimas décadas la tecnología ha revolucionado prácticamente todos los ámbitos a nivel mundial. Si analizamos nuestro día a día, veremos que todas las profesiones se han visto modificadas en mayor o menor grado por herramientas tecnológicas.

En este sentido, podemos afirmar que estamos ante la 4ª Revolución Tecnológica, o lo que algunos llaman la sociedad líquida, término que proviene de la necesidad de adaptación de sociedad a los cambios socioeconómicos de forma rápida y eficaz.

Esta revolución ,está provocando un mayor grado de incertidumbre laboral y la necesidad de desarrollo por parte de los trabajadores, de competencias basadas en la asunción de riesgos y la superación del fracaso.

Como ya se ha hablado en múltiples ocasiones, es paradójico que en esta Sociedad del Conocimiento con acceso ilimitado a la información, la única institución que no haya cambiado de forma significativa desde el siglo XIX sea la educativa.

Esta disonancia entre el sistema dentro y fuera de las aulas, está provocando un mayor grado de desmotivación del alumnado y un aumento de las tasas de abandono escolar.

La escuela debe convertirse en un lugar en el que aprender jugando

Desde esta perspectiva, la escuela debe convertirse en un espacio de experimentación, un lugar en el que los aprendices perciban el fracaso como una oportunidad de aprendizaje, en definitiva, un lugar en el que aprender jugando, punto de origen de los aprendizajes más complejos y esenciales, como el habla o la socialización más elemental.

Videojuegos

Si buscamos metodologías que encajen en este paradigma, vemos que el aprendizaje por simulación es una herramienta validada incluso en la preparación de profesionales de alto riesgo, como pilotos o militares.

¿Y qué lugar ocupan los videojuegos en este modelo? ¿Por qué logran motivar tanto a grandes y pequeños?

Desde su origen en la década de los 60, este tipo de juegos han creado una gran expectativa a nivel social. Desde los primer videojuegos como el Space Invaders hasta los de Realidad Virtual de hoy en día, los entornos se han ido haciendo cada vez más complejos, llegando a ser muy similares a la vida real, pero sin perder la esencia de los principios básicos que los sustentan.

Su aplicación en las aulas ha quedado demostrada en Historia o Ciencias

Pese a su mala imagen entre algunos sectores del ámbito educativo, su aplicación en las aulas ha quedado demostrada en diferentes áreas de conocimiento, como por ejemplo la Historia o las Ciencias, donde los resultados han sido más que concluyentes.

Si comparamos los principios básicos de cualquier videojuego vemos que su inclusión en un modelo de enseñanza más tradicional puede ser de gran utilidad.

Educar con videojuegos

¿Tienen que ser videojuegos específicamente educativos o puedo usar cualquiera? Actualmente existe una gran variedad de videojuegos educativos tanto a nivel de edades como de temáticas.

No obstante, existen algunos de gran calidad que, aunque no están diseñados específicamente para el aula, se pueden incluir siguiendo las pautas del docente.

Conseguir adaptar la Educación al cambio actual es una tarea compleja que requiere de la combinación de muchas variables, pero debemos comenzar a dar pasos en el camino hacia la  transformación de la escuela de hoy en un espacio en el que podamos perder el miedo a equivocarnos, y sin duda uno de nuestros ayudantes más potentes es el videojuego. En el Máster en TIC aplicadas a la Educación online de UNIR este es uno de nuestros objetivos prioritarios.