Martes, 02 octubre 2018

La transformación digital del director del centro educativo

En la actualidad se habla mucho de la transformación digital que, en líneas generales, consiste en la reorientación continua de toda la organización hacia un modelo eficaz de relación digital.

La palabra clave de la transformación digital es “cambio”, más concretamente, un cambio constante, lo cual es muy exigente para las organizaciones ya que los cambios siempre generan oposición en los colaboradores.

La transformación digital obliga a las instituciones, al igual que a las empresas, a crear en su interior una cultura del cambio permanente. Lo relevante de ese cambio cultural es la gran capacidad de innovación. Es decir, impulsar una cultura de innovación en toda la organización o institución que le garantice el éxito, no a corto plazo, sino para el futuro.

El director de un centro educativo del siglo XXI se debe distinguir por nuevas cualidades propias del tiempo en el que vive. La transformación digital del director pasa por su capacidad de liderar ese cambio e impulsar la innovación en su centro.

Un director que aborda una transformación digital de su centro escolar se identifica con un liderazgo educativo transformacional, alineado con la promoción de una cultura participativa, con el desarrollo profesional de los docentes y con la proyección del centro en el entorno.

El modelo de directivo transformacional será el del líder de las organizaciones que aprenden, que cambian y se adaptan permanentemente, haciendo frente a los retos.

Al director alineado con la transformación digital lo encontraremos en la ‘nube’ pero con los pies en el suelo

Los retos de la transformación digital pasan por profundizar en el análisis de las  grandes cantidades de datos que se producen en su centro. Datos que ayudan a conocer mejor la marcha de la institución y el perfil de su comunidad.

La incorporación tecnológica al ecosistema educativo implica nuevas metodologías como la cultura Maker que pone el énfasis en aprender a través de la experiencia, y que combina el “hazlo tú mismo” (do it yourself) con el “hazlo con otros” (do it with others), es decir, el trabajo en equipo, puesta en común del conocimiento para toda la comunidad y con toda la comunidad. Nuevos  espacios de innovación digital en los que la robótica o la impresión 3D tiene un lugar relevante.

En este nuevo escenario, las instituciones educativas tienen que hacer un esfuerzo para adaptar sus medios, contenidos y objetivos a la nueva realidad digital en la que el aula deja de ubicarse en el colegio o universidad para extenderse a cualquier lugar con conexión a Internet. Y el punto de encuentro es la nube, es Internet, son las redes sociales, etc.

Al director alineado con la transformación digital lo encontraremos en la nube pero con los pies en el suelo, en un despacho para una conversación personal o en la sala de juntas para las reuniones del equipo, y al tiempo, en las redes sociales.

Las posibilidades que le brinda Internet para construir su marca personal sólo están limitadas por su imaginación y por el tiempo que invierta

Las posibilidades que le brinda Internet para construir y comunicar su marca personal sólo están limitadas por su imaginación y por el tiempo y esfuerzo que desee invertir. Construir una buena marca personal debe formar parte de las habilidades de un buen líder en la época de la transformación digital.

La marca directiva es un producto único en sí mismo, único e indivisible y necesita establecer una estrategia de inteligencia del conocimiento y del sentimiento de su marca personal o reputación (personal branding).

Por qué es clave la investigación

Es evidente que nuestro sistema educativo debe dar rápidos pasos en esta asignatura pendiente: las posibilidades que ofrecen las redes sociales para ejercer el liderazgo directivo.

Por eso, la investigación es clave. Solo numerosos y buenos estudios en esta línea pueden ir acumulando sistemáticamente datos e información que ayude a tomar decisiones bien fundadas para potenciar el liderazgo directivo.

El perfil de un líder transformacional digital se caracteriza por su creatividad que implica inteligencia, conocimiento, estilos de pensamiento, personalidad, motivación y respuesta a su entorno.

Si se incorpora la transformación digital para cambiar las escuelas y, con ello, mejorar la educación, necesitamos contar con personas que ejerzan un liderazgo transformacional.