Martes, 24 marzo 2020

Habilidades sociales en Educación Infantil: ¿cómo trabajarlas en el aula?

Las habilidades sociales en niños son, posiblemente, uno de los grandes retos de la Educación Infantil. Esas habilidades están consideradas como parte de lo que siempre se ha llamado “currículum oculto” o, lo que es lo mismo, aquello que es necesario tener pero no aparece de forma explícita en la metodología, los objetivos o los contenidos. Descubre cómo trabajar las habilidades sociales en Educación Infantil, las principales técnicas y métodos para su desarrollo en niños.

¿Qué son las habilidades sociales?

Se define habilidad social como un conjunto de conductas aprendidas de forma natural que se da en situaciones interpersonales, socialmente aceptadas y orientadas a obtener refuerzos sociales. Están directamente ligadas a las conocidas como habilidades blandas y son básicas para entablar relaciones de calidad o vínculos con diferentes tipos de personas.

En la etapa de Infantil, la escuela es fundamental para asentar los cimientos de las habilidades sociales en niños, pues es cuando los pequeños comienzan a socializar con personas que no son de su entorno más íntimo. Para muchos autores y expertos en la materia, la enseñanza de las habilidades sociales en la Educación Infantil es, sobre todo, responsabilidad de la escuela pero siempre con la ayuda y cooperación de la familia, ya que ésta es el grupo primario de socialización del alumno.

 

 

Es importante destacar que las habilidades sociales no son inherentes al niño o niña ni forman parte de su personalidad. Las habilidades sociales se aprenden de forma progresiva y a la medida de cada pequeño. La socialización se da mediante la combinación de un proceso de desarrollo y aprendizaje.

El principal objetivo de la implantación de las habilidades sociales en la Educación Infantil es convertir al escolar en una persona con espíritu crítico y, sobre todo, con capacidad para relacionarse con los demás cooperando con ellos. El colegio, por tanto, ha de evolucionar y desarrollar la inteligencia de los niños, así como su madurez social. La escuela en su etapa de Infantil, además de enseñar contenidos, tiene que servir de ejemplo para que los alumnos aprendan a sociabilizar. 

El aprendizaje cooperativo en el desarrollo de las habilidades sociales

Hay muchas técnicas para desarrollar las habilidades sociales en niños, aunque no todas se adaptan a la perfección a lo que demandan los escolares a esas edades tan tempranas. La técnica más recomendable y que mejor resultado ha dado para introducir las habilidades sociales en Infantil es el aprendizaje cooperativo.

 

 

Este tipo de aprendizaje está basado en el trabajo en equipo y es de uso instructivo. Se organiza en grupos pequeños para que los niños trabajen juntos y aprovechen al máximo los beneficios del aprendizaje propio y de la interacción en grupo. Para su correcta implantación, el maestro ha de tener en cuenta varios aspectos. 

  • – Especificar y dejar claro desde el principio los objetivos del tema que se va a trabajar.
  • – Organizar de forma explícita los grupos y que todos los integrantes lo tengan presente. Esta actividad se suele organizar en equipos pequeños de entre 2 y 6 alumnos. Este número es perfecto para que fluya la participación de todos los componentes del equipo de trabajo. 
  • – Contar de forma abierta y concisa qué se busca aprender y qué se quiere conseguir. También es fundamental que cada uno sepa cuál es su tarea asignada dentro del grupo.
  • – Es muy importante organizar adecuadamente el espacio. Se recomienda siempre la disposición del trabajo cooperativo en círculo, donde todos los componentes pueden interactuar cómodamente. 
  • – La organización del material de trabajo también es fundamental. Hay una gran variedad de opciones que se pueden utilizar de forma diversa. Estaría el material habitual del aula (papel, lápices, pegamento, juguetes, plastilina, cartulina, cuentos, libros…), audiovisuales (fotos, revistas, vídeos, películas, DVD…) o tecnología (conexión a Internet, programas informáticos, cazas de tesoros…).
  • – El grupo trabajará solo y con autonomía, pero siempre debe estar presente la supervisión del maestro e intervenir cuando sea necesario.
  • – Se deben seguir de cerca los logros de los estudiantes y evaluar el resultado obtenido. 
  • – Métodos para el aprendizaje de las habilidades sociales

 

 

El aprendizaje de las habilidades sociales en niños se puede realizar a través de diferentes métodos: 

Aprendizaje por experiencia directa y refuerzo

Se realiza cuando se premia una conducta social del niño y se refuerza para que este la repita, contribuyendo así a que la conducta se consolide. Si el pequeño, al realizar la conducta social, no recibe ningún refuerzo positivo, deja de hacerla y, por tanto, la conducta no se consolida.

Aprendizaje por modelaje

El escolar va adquiriendo la conducta social mediante la observación e imitación de las conductas que realizan las personas que le rodean, ya sea su familia, maestros o compañeros de clase. 

Aprendizaje verbal

Se obtiene mediante explicaciones de los adultos o, incluso, de otros niños. 

Aprendizaje por retroalimentación interpersonal

El niño o niña ajusta y perfecciona sus habilidades sociales con las respuestas y retroalimentaciones que obtiene interactuando con su entorno

 

 

Técnicas para mejorar las habilidades sociales en Educación Infantil

Las técnicas más eficaces para sacar el máximo rendimiento son:

Técnica del Puzzle o Rompecabezas

Se crean equipos de trabajo de entre 5 y 6 alumnos. Trabajan con un material dividido en tantas partes como miembros del grupo y cada alumno debe procesar individualmente primero la información para después explicarla al resto.

Torneos de Equipos de Aprendizaje

Se hacen grupos de 4 o 5 integrantes. Primeramente, el maestro explica los contenidos y después los equipos trabajan el material. Finalmente, los diferentes grupos de trabajo deben demostrar a los demás lo aprendido, a modo de torneo o concurso.

Equipos de Aprendizaje por Divisiones

Se deben organizar grupos de entre 4 y 5 escolares. El profesor ha de contar a todo el aula la tarea. Una vez que los alumnos lo saben, trabajarán en equipo durante diferentes sesiones y, al final, se pondrá una evaluación al aprendizaje de forma individual mediante pruebas sencillas.

Grupos de Investigación

Esta técnica es muy efectiva, pero también muy metódica. Se deben seguir los siguientes pasos: 

  • a) Partiendo de un tema general acordado por el profesor, los alumnos eligen subtemas concretos. Los escolares se subdividen en pequeños grupos para trabajar.
  • b) Tanto los escolares como el maestro acuerdan los objetivos concretos y los procedimientos para llegar a elaborar los temas seleccionados.
  • c) Cada equipo desarrolla el trabajo buscando y analizando información. El maestro siempre estará cerca para seguir la evolución de cada equipo y ayudarles si fuera necesario. 

La figura de los adultos es fundamental a la hora de transmitir las herramientas de aprendizaje de las habilidades sociales en los escolares. Conforme van creciendo empiezan a entrar en juego otras figuras significativas para él como los compañeros de aula, los amigos y los maestros.