Jueves, 18 junio 2020

Enseñar inglés a niños de Infantil: consejos, técnicas y juegos

El 84,8 % de los alumnos del segundo ciclo de Educación Infantil (de 3 a 6 años) cursó una lengua extranjera durante el curso 2018-2019, porcentaje que se eleva hasta el 100 % en Primaria. El idioma predominante en estas dos primeras etapas fue el inglés. Sin embargo, la enseñanza de un idioma resulta muy diferente en cada etapa educativa. En UNIR abordamos cómo enseñar inglés a niños de Infantil con diferentes técnicas y juegos.

En Educación Secundaria Obligatoria (ESO), el 41,6 % de los estudiantes estudió una segunda lengua extranjera y en Bachillerato, el 24,1 %. En este caso la lengua mayoritaria fue el francés. Todos estos datos, obtenidos del Ministerio de Educación y Formación Profesional, dan idea de la importancia y la penetración de la enseñanza de idiomas en el sistema educativo español.


Pese a ello, España cuenta con el sambenito de ser un país donde no se habla bien inglés. Para cambiar esa percepción y en parte realidad, en los últimos años se ha introducido el aprendizaje de este idioma en las aulas ya desde Educación Infantil. Pero la cuestión sigue siendo la misma: ¿cómo enseñar inglés a niños de Infantil de la manera más efectiva?

Que los más pequeños se familiaricen con el inglés desde una edad temprana será positivo para su aprendizaje posterior. Partirán de una base que les permitirá asimilar conceptos posteriores con mayor facilidad. Al mismo tiempo, se incrementará su receptividad a escuchar contenidos en inglés en la televisión, leerlos en un libro o escuchar música.

Apps y juegos en inglés para niños de Infantil

Usar la tecnología para implementar el aprendizaje del inglés conecta con unos niños que son nativos digitales. Esta les hará sentirse cómodos y sentirán que no están esforzándose por aprender, sino que es parte de un juego.

Existen infinidad de aplicaciones y juegos para familiarizarse con el inglés y su vocabulario básico. Entre ellas estarían:

Los recursos tecnológicos pueden complementarse con juegos clásicos en inglés, como un bingo o Whats’s up, emparejamiento de cartas, flashcards, etc.

 

 

Técnicas más tradicionales

Las rutinas son una de las estrategias más eficaces en la etapa de Educación Infantil; también a la hora de plantear el aprendizaje de un idioma. Con ellas se ofrece a los niños un marco de referencia que pasa a interiorizarse y que genera seguridad, gracias a la repetición y al conocimiento que conlleva. Igualmente, permite desarrollar habilidades cognitivas y afectivas a nivel metodológico.

Centrándonos en ejemplos concretos, hay varias técnicas que se pueden utilizar en el aula para acercar a los alumnos de Educación Infantil al inglés. Lo importante es hacerlo de manera sencilla y divertida para que, sin que apenas se den cuenta, interioricen los conocimientos de manera natural.

Canciones

Las canciones son un instrumento muy valioso en el aprendizaje de la lengua inglesa. Permiten ir conociendo el idioma y reconociendo palabras, además de favorecer el trabajo en la entonación, el sonido y el acento. La repetición es clave para la asimilación, para que los niños recuerden y puedan ellos mismos cantar las canciones y empezar, sin darse cuenta, a utilizar palabras en inglés. Si además se usa música se generará un clima de diversión y se estimularán más los sentidos.

 

 

Cuentos

Se trata de una herramienta que, al igual que se usa para incentivar la lectura y fomentar la imaginación de los niños en su lengua materna, se puede emplear para el aprendizaje de otro idioma. Es recomendable que los cuentos en inglés sean más simples que en castellano, aunque se facilitará la adquisición de nuevas palabras y estructuras gramaticales. Una posibilidad es decantarse por libros que los niños ya conozcan en español para que les resulte más fácil de seguir.

Además, el maestro deberá ir introduciendo conceptos o palabras en inglés (números, colores o animales) de manera natural, mientras se realiza una actividad en castellano (u otra lengua oficial) o se está dando una explicación. En ese sentido, es de gran utilidad poner a los niños dibujos animados en inglés o representar obras de teatro en esa lengua. El objetivo es que el aprendizaje sea más intuitivo y se asocien significados con acciones sin olvidar nunca la máxima de aprender jugando.

Entre las competencias de los maestros de Educación Infantil está la de “sumergir” a los alumnos en una lengua extranjera que, en la mayoría de los casos, es el inglés. Por eso, es fundamental una formación enfocada a ello, como la que ofrece el Grado en Maestro en Educación Infantil en modalidad Bilingüe de UNIR.