Jueves, 30 abril 2020

La importancia de la educación ambiental en el aula

La educación ambiental es la formación orientada a la enseñanza del funcionamiento de los ambientes naturales con tal de que las personas puedan adaptarse a ellos sin dañar la naturaleza. ¿Conoces bien la importancia de la educación ambiental en el aula? En UNIR abordamos sus ventajas y recursos para trabajarla en tus clases.

Gracias a esta formación, niños y adultos adquieren conciencia para adoptar una vida lo más sostenible posible. El fin último es que el impacto humano sobre el medio ambiente sea el mínimo para permitir la subsistencia del planeta. Para ello, es fundamental el trabajo de concienciación desde pequeños. 

Desde hace unos años la educación ambiental se ha incorporado a todas las etapas educativas, iniciándose ya en Infantil. Este tipo de contenido se ha implementado en el currículum escolar de forma transversal, ya que se puede trabajar tanto en la clase de Lengua como en la de Ciencias. El objetivo principal es adquirir el mayor nivel de conciencia ambiental, respetar la naturaleza, reducir nuestra huella ecológica y tener presente cuáles son las principales causas de contaminación.

Las bases de la educación ambiental en el aula

El respeto por la naturaleza en el aula tiene tres pilares importantes y son:

  • – Desarrollo sostenible: es el buen uso y el cuidado de los recursos que tenemos en la actualidad para que no perjudique a generaciones futuras.
  • – Mayor conocimiento de la naturaleza: una mayor información y conocimiento sobre el medio natural ayuda a niños y mayores a sensibilizarse con su cuidado. 
  • – Reciclaje: no solo es una forma de ahorro energético, también consiste en dar una segunda vida a las cosas. 

Recursos de educación ambiental en Primaria

Enseñar a los niños no es fácil y, por eso, además de la parte vocacional, es fundamental que los maestros cuenten con una formación interdisciplinar y continua.

En los cursos de Primaria debe primar el aprendizaje visual y creativo para que los escolares entiendan claramente la importancia del respeto por la naturaleza. La educación ambiental debe incluir los siguientes “ingredientes” para tener éxito:

Vivir experiencias en el entorno natural

Para que un niño o niña tenga respeto por el medio ambiente ha de ir de forma asidua al campo, la montaña, la playa, a un camping, parques naturales… De esta forma, los pequeños irán adquiriendo respeto y conciencia por la naturaleza y tendrán la necesidad de cuidar el entorno, de no contaminarlo y mantenerlo limpio. Es más fácil preocuparse por algo cuando se conoce de primera mano y se ha disfrutado de él. 

Introducción al reciclaje

Es de los primeros asuntos en los que se debe introducir a los niños y no solo en la escuela, también en casa. En el aula se pueden colocar tres cubos de colores según el tipo de residuo: azul para el papel, gris para residuos orgánicos y amarillo para los envases. Para reforzar el aprendizaje, se colocan imágenes de los residuos que deben tirarse en cada contenedor.

Realizar acciones de limpieza de zonas naturales

Colaborar en acciones de voluntariado de ONGs o asociaciones u organizar una actividad propia desde el centro educativo. Si los alumnos participan en la limpieza y recogida de basura de un entorno natural se concienciarán sobre la necesidad de cuidarlo no solo para poder disfrutarlo sino también porque es el hábitat de animales y plantas.

Hablar, debatir y reflexionar

Los temas relacionados con los problemas medioambientales se deben adaptar a la edad y madurez de los escolares. Es importante recalcar que el cuidado del medio ambiente es una cuestión a nivel mundial, pero que también se debe actuar desde el ámbito individual.

Organizar visitas a granjas y a viveros

Lo que hace años era algo normal, como ver una vaca o un caballo, se ha convertido en algo excepcional para muchos escolares. Es básico ver los animales de cerca e, incluso, convivir con ellos unos días para que los niños aprendan a cuidarlos y respetarlos. Por eso, que los alumnos de Primaria vayan a una granja escuela es una experiencia altamente recomendable. Otra opción es visitar viveros para estudiar y aprender sobre la diversidad de la flora y conocer las diferentes especies-

La educación ambiental se ha convertido en un pilar básico de la educación. Es fundamental que los escolares entiendan la importancia del respeto a la naturaleza; solo así se involucrarán realmente en su cuidado y, en la medida de lo posible, reducirán su impacto ambiental.