Lunes, 25 mayo 2020

Dinámicas de grupo para jóvenes de Secundaria

Entendemos por dinámica grupal toda aquella actividad estructurada que tiene como objetivo último cohesionar a los componentes de un grupo de personas. Hay dinámicas para todas las edades, para los más pequeños hasta ancianos. Por eso, estas se deben adaptar a la edad de los participantes y a los objetivos que se pretende trabajar. En UNIR te proponemos dinámicas de grupo para jóvenes de Secundaria.

Las dinámicas de grupo pueden ser de gran utilidad en institutos u otras entidades juveniles, ya que contribuyen a aprender sobre cuestiones dispares de forma entretenida y amena. Y no solo sobre aspectos estrictamente académicos, sino también sobre temas básicos en su desarrollo individual y social, como la empatía o el respeto hacia opiniones diferentes u otras culturas.

Muchos docentes de Secundaria motivan a sus alumnos a participar en sus clases a través de estas dinámicas de grupo, consiguiendo que los jóvenes lleguen a identificar el pasarlo bien con aprender.

 

 

¿Cómo plantear las dinámicas de grupo en Secundaria?

Antes de elegir una dinámica de grupo es muy importante saber cómo son las personas a las que va destinada la actividad y cuál es el objetivo que se pretende alcanzar con ella. No es lo mismo elegir una dinámica cuando acaba de comenzar el curso y no existe relación entre los alumnos, que escogerla cuando hay conflictos o tensión en el grupo. Cada clase es un mundo y el mismo grupo puede ser completamente diferente, con el mero hecho de convivir durante un mes, a pesar de contar con los mismos componentes.

Para realizar satisfactoriamente estas dinámicas de grupo, la persona dinamizadora debe tener conocimientos y experiencia previa, ya que remueven muchas emociones que se deben sostener y manejar adecuadamente. Para que sea eficaz y educativa es muy importante realizar una reflexión final.

Para realizar una dinámica de grupo es aconsejable el siguiente esquema:

  • 1. Plantear el funcionamiento de la dinámica
  • 2. Durante la actividad, dinamizar y observar las reacciones que se producen
  • 3. Procurar la participación de todos
  • 4. Finalizar con una reflexión final

 

 

La importancia de utilizar dinámicas de grupo con jóvenes en Secundaria

La aplicación de dinámicas de grupo en un aula de Secundaria tiene numerosas ventajas:

  • – Integrar y valorar la diversidad dentro de un grupo. Este tipo de metodología tiene en cuenta las diferentes capacidades y ritmos de los estudiantes.
  • – Ayudar a reflexionar y a madurar a través del autoconocimiento. Al plantearse a través de un juego, los participantes no tienen tiempo para pensar cómo deben actuar, ni de juzgar cómo actúan los demás: simplemente se dejan llevar, descubriendo aspectos de ellos mismos que desconocían.
  • – Promover las ventajas del aprendizaje activo, ya que involucra activamente a los alumnos para que ellos mismos descubran el sentido que tiene aprender de este modo.
  • – Facilitar la participación de alumnos introvertidos. Las dinámicas les ayudan a integrarse e involucrarse al poder participar en grupos pequeños y verse expuestos a grandes grupos.
  • – Generar “sentimiento de pertenencia”, haciendo sentir a cada alumno parte del grupo y, al mismo tiempo, mejorar la comunicación y las interacciones entre ellos, algo muy beneficioso entre los adolescentes.

 

 

Tipos de dinámicas de grupo para Secundaria

Existen numerosas dinámicas de grupo para adolescentes:

  • – Dinámicas de presentación: especialmente recomendables para grupos de nueva formación.
  • – Dinámicas para generar distensión: ideales para generar ambientes donde se necesite estrechar lazos.
  • – Dinámicas para trabajar la comunicación y el conflicto: con las que se insiste mucho en trabajar las habilidades comunicativas de los adolescentes.
  • – Dinámicas de reflexión grupal: importantísimas para sentar las bases y buscar soluciones creativas y resolutivas ante un problema.
  • – Dinámicas de cooperación: con juegos tipo búsqueda de tesoros que potencian el trabajo en equipo y cooperativo para alcanzar metas.

Hay dinámicas para todo tipo de grupos, edades y personas, pero es vital la formación del profesional educativo para adaptar cada una de ellas a la edad y a las diferentes características de los participantes.