Viernes, 04 septiembre 2020

Las competencias comunicativas, clave en la enseñanza de un idioma

Si estás preparándote para ser profesor de español como lengua extranjera, habrás oído hablar de la competencia comunicativa. ¿Sabes en qué consisten exactamente? En UNIR te lo contamos y te damos las claves para entender cuál es su importancia a la hora de enseñar una lengua extranjera.

Una persona nace con la capacidad del lenguaje, de expresar y transmitir sus ideas y sentimientos a través del habla. A medida que desarrolla el lenguaje y la comprensión, va adquiriendo las herramientas comunicativas para utilizarlo de la forma correcta, desde la gramática y el léxico hasta el contexto necesario para entender cuándo y cómo expresarse. 

¿Qué es la competencia comunicativa? 

La competencia comunicativa es la capacidad de una persona para desenvolverse de forma adecuada y eficaz en una determinada comunidad de habla, es decir, en un grupo de personas que comparten la misma lengua y patrones de uso de esa lengua. La competencia comunicativa en un idioma extranjero implica respetar el conjunto de reglas de gramática y de otros niveles de la descripción lingüística (léxico, fonética y semántica), pero también es vital conocer y utilizar las reglas de uso de ese idioma, íntimamente relacionadas con el contexto histórico, social y cultural en el que tiene lugar la comunicación. 

4 tipos de competencias comunicativas

La competencia comunicativa se compone, según el lingüista Michael Canale, de cuatro tipos de competencias interrelacionadas:

  • – Competencia gramatical: agrupa las destrezas léxicas, sintácticas, semánticas, etc. que adquiere el estudiante de un idioma extranjero.
  • – Competencia sociolingüística: hace referencia al contexto y a la adecuación de la comunicación a ese entorno e interlocutores.
  • – Competencia discursiva: capacidad de elaborar un mensaje correcto y coherente para lograr la comunicación.
  • – Competencia estratégica: se refiere a la capacidad de compensar los errores en la comunicación a través de recursos verbales y no verbales. Entra en juego cuando hay carencias en alguna de las competencias anteriores.

A estas competencias algunos expertos añaden otras como la competencia pragmática (la capacidad de convencer y persuadir a otras personas a través del lenguaje) o la competencia textual (que se manifiesta a través de la comprensión y producción de textos).

Importancia en la enseñanza de un idioma

Como hemos explicado, los expertos lingüistas definen la competencia comunicativa como la capacidad de formar enunciados gramaticalmente correctos y socialmente apropiados. 

Aprender un segundo idioma forma parte de las necesidades habituales en una economía y sociedad marcada por las relaciones entre ciudadanos de distintas procedencias. La globalización y la multiculturalidad hacen que las personas se interesen por aprender a comunicarse en idiomas distintos a su lengua materna, razón por la que se embarcan en el aprendizaje de un segundo o, incluso, tercer idioma. 

A diferencia de lo que ocurre con el idioma materno, la competencia comunicativa en un segundo idioma requiere un esfuerzo de aprendizaje. Las escuelas y centros de formación tienen el desafío de ofrecer a sus alumnos las herramientas que les faciliten el aprendizaje de una lengua extranjera y que puedan utilizarla para comunicarse.

A la hora de enseñar español como lengua extranjera será fundamental que el profesor aborde estas aristas durante las lecciones para que el alumno sepa diferenciar en qué situaciones es correcto hablar y cuándo no, pero también de qué hablar, con quién y de qué manera. 

Desde el vocabulario a las fórmulas de cortesía hasta los temas que socialmente son más comunes en distintos ambientes. La enseñanza de español como segundo idioma requiere que el profesor muestre la teoría gramatical y de uso de la lengua, pero que al tiempo integre en las lecciones los rasgos históricos, sociales y culturales necesarios para que la persona sea capaz de desarrollar su competencia lingüística.

Para fomentar el desarrollo de la competencia comunicativa existen diversas técnicas que los profesores de español como lengua extranjera pueden poner en práctica en el aula:

  • – Que la lengua extranjera sea el vehículo de comunicación en clase para que el alumno aprenda cómo utilizar ese segundo idioma en situaciones reales
  • – Potenciar el aprendizaje de vocabulario. La riqueza de palabras en otra lengua es un importante paso para comunicarse en ese idioma.
  • – Fomentar la inmersión lingüística para que el alumno interrelacione y aprenda el idioma al tiempo que conoce la cultura del país de procedencia de esa lengua.
  • – Impulsar los intercambios escolares con el país cuyo idioma se está aprendiendo para que el alumnado tenga contacto directo con la cultura y personas de su edad con las que practicar el idioma.