Miércoles, 12 septiembre 2018

A mamá le digo "agua" y a papá le pido "water": el futuro de la Educación Infantil es bilingüe

A partir del 2020, el profesorado de Educación infantil se comunicará y enseñará en dos lenguas, según el compromiso de la Unión Europea. El aprendizaje de idiomas es una preocupación de muchas familias y de las instituciones educativas. Dos realidades que el sistema educativo debe afrontar: la formación de su profesorado y el aprendizaje de su alumnado.

Un niño bilingüe distingue qué vocabulario tiene que emplear dependiendo de con quién hable. Y no se plantea más cuestiones, utiliza la comunicación con naturalidad y normalidad, sin parar ni tan siquiera un segundo, para traducir lo que quiere decir de la lengua materna a la lengua de su interlocutor.

De hecho, algunos investigadores han argumentado que saber dos o más idiomas permite cambiar de uno a otro de forma inconsciente, lo que conlleva un aumento de la flexibilidad cognitiva. Cuestión clave para el proceso de aprendizaje.

Distintas investigaciones nos apuntan que, evidentemente, utilizar dos o más lenguas obliga al sujeto a usar procesos mentales extraordinarios, cuestión que le ejercita y le supone una ventaja para el resto de su actividad cognitiva.

De hecho, el catedrático Ávila (2015) indica que: “Se ha comprobado que las personas bilingües y monolingües utilizan partes diferentes del cerebro para cambiar de tarea cognitiva: mientras que los bilingües usan la misma área cerebral que para cambiar de lengua y controlar la lengua que hablan (el frontal inferior izquierdo o área de Broca y los ganglios basales), los monolingües tienen una menor participación de estas zonas y un mayor control de estas funciones desde áreas homólogas del hemisferio derecho”,

La formación del profesorado de Educación Infantil debe apostar por la capacitación bilingüe de los futuros maestros. Así las nuevas aulas de Educación Infantil serán comunidades de hablantes que usan dos lenguas o más, porque tendrán la capacidad para utilizarlas indistintamente en cualquier situación comunicativa.

 Los alumnos del siglo XXI son la generación de la globalización y eso significa que son ciudadanos del mundo

La realidad es que los alumnos del siglo XXI son la generación de la globalización y eso significa que son ciudadanos del mundo. ¿Lo son los futuros maestros de Educación Infantil? Dependerá de la formación recibida.

La metodología de la Universidad Internacional de la Rioja, el plan de estudios y el claustro del Grado en Educación Infantil a distancia ofrece esa formación necesaria para los futuros profesores de esos ciudadanos del mundo.

De hecho, es el único Grado que prepara para ser maestro bilingüe, es decir, para ser el dinamizador perfecto para esas nuevas aulas en las que se utilizan distintas lenguas con la naturalidad de una comunicación fluida.

Las próximas generaciones que sean instruidas en esta línea y cuenten con profesores bien formados serán académicos que generarán artículos científicos en varias lenguas, presidentes de Gobierno que se comunicarán sin traductores, o profesionales de distintos gremios que entablarán relaciones comerciales con distintos países o que emigrarán a otros países.

¡El 2020 ya está cerca! Animemos a los futuros maestros de educación Infantil para que se formen en universidades que estén perfectamente alineadas con la realidad de nuestro mundo y con los perfiles de nuestros alumnos.