Martes, 22 octubre 2019

Qué se necesita para ser Inspector de Policía: principales requisitos

Para ser Inspector de Policía es necesario cumplir una serie de requisitos, el primero de ellos disponer de un título de Grado Universitario para optar a las pruebas de selección (prueba físicas y oposición) que dan acceso a los posteriores curso de formación y módulo de prácticas. ¿Sabes qué necesitas para acceder a la Escala Ejecutiva del Cuerpo Nacional de Policía? Repasamos los requisitos de un Inspector de Policía y sus funciones.

Funciones del Inspector de Policía

¿Cuáles son los cometidos de un Inspector de Policía? Su función principal es la de asumir las tareas de mando y coordinación sobre un grupo policial compuesto por funcionarios de Escalas y Categorías inferiores.

La prevención e investigación son el objetivo final de un cuerpo policial que tiene atribuidas diferentes áreas y especialidades: Seguridad Ciudadana, Policía Judicial, Policía Científica, Extranjería y Fronteras e Información. Estas áreas de competencia son dirigidas y gestionadas por las Comisarías Generales a nivel Central, y por las Jefaturas Superiores, Comisarías Provinciales y Locales en la organización periférica policial.

La Policía Nacional cuenta con diferentes especialidades: Grupo Especial de Operaciones (GEO), Servicio de Helicópteros, Unidades de Intervención Policial, Guías Caninos, Caballería…) y puestos de especialidad (Policía Científica, Unidad de Investigación de Delitos Tecnológicos, Informática… Para los que es necesario acreditar condiciones específicas como experiencia profesional o titulaciones académicas del área de competencia además de los requisitos básicos que veremos a continuación.

Las pruebas son distintas para policías de base e inspectores, a excepción de las de aptitud física.

Las personas que prestan servicio en cualquiera de las especialidades policiales son funcionarios de carrera de la Policía Nacional que han superado previamente unas pruebas selectivas (oposición, psicotécnico, examen físico), un curso de formación (nueve meses) y un módulo de prácticas (un año).

Las pruebas y requisitos pueden variar de una convocatoria a otra y son distintas para policías de base e inspectores, a excepción de las de aptitud física. Los primeros deberán enfrentarse a un temario de 41 temas y los segundos a 71 temas.

Escalas del Cuerpo Nacional de Policía

Las escalas se clasifican en los siguientes grupos y subgrupos profesionales:

 -Escala Básica: Policía Alumno, Policía en Prácticas, Policía y Oficial de Policía. Se clasifica en el Grupo C, subgrupo C1.

 -Escala Subinspección: Subinspector. Se clasifica en el Grupo A, subgrupo A2.

 -Escala Ejecutiva: Inspector Alumno de Primer Año, Inspector Alumno de Segundo Año, Inspector Alumno en Prácticas, Inspector e Inspector Jefe.

 -Escala Superior: Comisario y Comisario Principal. Tanto la Escala Ejecutiva como Superior se clasifican ambas en el Grupo A, subgrupo A.

Requisitos Inspector Policía 

Para acceder al Cuerpo Nacional de Policía (CNP) es necesario superar una fase de oposición que cuenta de diferentes pruebas: aptitud física, conocimientos, reconocimiento médico, entrevista personal y psicotécnica. En 2019 y según recoge el BOE en una resolución del 30 de mayo de 2019, desde la Dirección General de la Policía se convocan 2.506 plazas de aspirantes a ingreso en la escala básica de la Policía, y otras 100 para categoría de inspector (resolución de 19 de junio).

Para aspirar a una plaza como Inspector hay que ser mayor de 18 años o estar en posesión de un título universitario de Grado.

Para optar a las plazas, el área de Procesos Selectivos de la División de Formación y Perfeccionamiento de Policía Nacional ha confirmado la recepción de 40.000 instancias que debieron acreditar en su momento el cumplimiento de los requisitos básicos.

Los requisitos mínimos para poder aspirar a una plaza como Inspector de Policía:

 –Tener la nacionalidad española.

 –Ser mayor de 18 años de edad.

 –Tener una estatura mínima de 1,65 metros para los hombres y 1,60 metros para las mujeres.

 –Estar en posesión del título universitario de Grado.

 Compromiso de portar armas y, en su caso, utilizarlas.

 No tener antecedentes penales ni estar inhabilitado para el ejercicio de funciones públicas.

 –Estar en posesión del permiso de conducción de la clase B.

 –No padecer ningún defecto físico que impida el desempeño de las funciones propias del puesto, de acuerdo con el cuadro de exclusiones médicas.

Puesto de Especialidad

Para ser Policía Nacional en la Escala Básica el único requisito que varía es la formación académica, de forma que para ser policía nacional de la escala básica bastaría con el título de la ESO o bachiller y no sería necesario tener una licenciatura o grado. 

Tras superar la fase de oposición, formación y prácticas, tanto un Inspector como un Policía de la escala base obtienen un primer destino ocupando un puesto que no requiere especialidad.

Los Inspectores de Policía cuentan con requisitos y funciones concretas que deben acreditar.

Si quiere acceder a un puesto de Especialidad o Especializado deberá concurrir a otras pruebas de selección y realizar el curso de capacitación correspondiente, o acreditar los méritos que se requieran siguiendo las especificaciones de los procesos selectivos abiertos por la Dirección General de la Policía.

Cómo ser Inspector de Policía por promoción interna

Para acceder al cargo de Inspector de Policía existe una segunda opción al margen de la oposición. Se trata de la promoción interna para lo que se necesita acreditar como requisito previo la titulación de Grado o equivalente. Según el artículo 41.3 de la Ley Orgánica 9/2015 de régimen de personal de la Policía Nacional, “el ascenso por promoción interna exigirá estar en posesión de la titulación del subgrupo de clasificación correspondiente”. 

Los Inspectores de Policía cuentan con requisitos y funciones concretas que deben acreditar dentro de su especialidad para ascender dentro de las diferentes escalas y a lo largo de su ejercicio profesional. 

Para llegar a ser Inspector de Policía existen diferentes formas de acceso: bien por promoción interna, como acabamos de ver, o a través de pruebas selectivas para las que son necesarias cumplir una serie de requisitos, entre ellos, acreditar la posesión de una titulación de Grado universitario.