Lunes, 10 septiembre 2018

¿Quieres ser abogado? Este Máster te enseñará lo que debes saber antes de ponerte la toga

Un aspirante a abogado que sólo haya estudiado el Grado en Derecho sabe la teoría pero desconoce la práctica jurídica: las técnicas de interrogatorio, organizar la estrategia de defensa de clientes, o hacer alegatos ante un tribunal, por ejemplo.

El cometido del posgrado habilitante es, precisamente, que el aspirante a letrado “pueda enfrentarse a situaciones que le tocarán cuando se ponga la toga” señala Víctor Pascual, profesor de Derecho Internacional Público y coordinador académico del Máster en Abogacía online de UNIR.

Cursar ese posgrado es obligatorio para hacer el examen de Estado de acceso a la abogacía, y así poder colegiarse y ejercer. Pascual subraya que el objetivo fundamental del Máster de UNIR es “preparar al alumno para el ejercicio de la profesión”. Y de paso, se le proporcionan herramientas para enfrentarse el examen de Estado, ya que superarlo es responsabilidad exclusiva del alumno.

Las asignaturas de los tres cuatrimestres tienen ese enfoque eminentemente práctico; la mitad de los profesores son letrados en ejercicio (socios de Cuatrecasas imparten clases prácticas en las que proponen a los alumnos la resolución de casos reales); y las 450 horas de prácticas externas se hacen en más de 200 bufetes, de todo tipo y especialidad, de toda España.

 Algunos de los alumnos han terminado fichando por el despacho en el que hicieron las prácticas

Además, se pueden desarrollar las denominadas prácticas “de excelencia” en algunos de los despachos más grandes y de mayor prestigio (como Garrigues, Cuatrecasas o Uría Menéndez, entre otros), que seleccionan a los mejores alumnos. En todos los casos, el alumno recibe la valoración del tutor del despacho, y a la vez de un profesor-tutor de UNIR.

Trabajar en el día a día de los bufetes brinda una doble oportunidad: especializarse y darse a conocer profesionalmente. “Algunos de los alumnos han terminado fichando por el despacho en el que hicieron las prácticas” subraya Víctor Pascual.

Otro aspecto práctico es la deontología profesional, que se estudia en el Máster. El futuro abogado debe conocer los principios éticos que rigen las relaciones con los clientes y con la parte contraria, así como las relaciones con otros colegas y con los tribunales, y profundizar en temas como el secreto profesional, el tratamiento de fondos ajenos, o las incompatibilidades, entre otros.

Entrenamiento para el examen de Estado

Finalmente, con el Máster de UNIR los alumnos pueden someterse a las mismas preguntas tipo test que se formulan en ese examen, mediante el simulador oficial online Lex How, que está a disposición de los alumnos en el Campus Virtual.

“Es un examen para el que hay que estudiar bastante tanto teoría como práctica porque no es fácil” señala el coordinador del Máster. Consta de 75 preguntas, de las cuales 50 están relacionadas con las materias comunes y 25 con una de estas cuatro especialidades: laboral, civil y mercantil, administrativo y penal. La dificultad estriba, además, en que las respuestas erróneas restan.

La nota final resulta de la media ponderada entre el 70% de la calificación del examen y el 30% de la obtenida en el posgrado.

Lo más valioso del Máster de UNIR, resume Víctor Pascual, es la oportunidad que tiene el futuro letrado de aprender y trabajar, codo con codo, con los mejores profesionales. “Luego, cuando uno ejerce, no hay margen para el error. De ahí que entrenarse en un Máster como el que imparte UNIR sea una ocasión única para adquirir los conocimientos, competencias y habilidades necesarios para todo aquel que tenga vocación para la abogacía”.