Jueves, 31 octubre 2019

¿Qué másteres puedo hacer después de criminología?

¿Pensando en hacer un máster después de criminología? No te pierdas estas sugerencias para seguir progresando en tu carrera profesional.

Los graduados en criminología son profesionales con un perfil multidisciplinar que les permite acceder al mercado laboral, tanto en el ámbito privado como público. Están preparados para ser asesores criminólogos independientes, peritos o para prestar atención personalizada a las víctimas de delitos. Pero su formación es también una de las sendas que permiten opositar para cargos ligados con la seguridad en las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado, Policías Autonómicas o Locales y Fuerzas Militares, entre otras opciones.

Un criminólogo es un profesional capaz de analizar el delito, al delincuente, a la víctima y el control social del comportamiento delictivo, y además está capacitado para planificar programas de prevención de la delincuencia en diferentes áreas y ámbitos de actuación.

Para aquellos interesados en estudiar el Grado de Criminología o una vez egresados están interesados en especializarse, una de las opciones son los diversos másteres impartidos tanto de forma presencial como online, una alternativa que permite compaginar vida laboral y personal con ampliar los estudios.

Una orientación hacia el Derecho Penal

Dentro del amplio universo jurídico, como graduado se puede optar por un máster específico en Criminología con el que profundizar en los conocimientos adquiridos y que sirva como puente hacia otras ramas. El universo jurídico es amplio y cada vez hay más titulaciones que abordan de forma específica distintas aristas del Derecho Penal.

Un ejemplo son los títulos de postgrado que analizan delitos específicos, como aquellos que pueden ser cometidos por las personas jurídicas y sus representantes. Complementar el grado de Criminología con el Máster en Derecho Penal Económico servirá para definir un perfil profesional de alta demanda en el actual contexto económico global: asesor o responsable de cumplimiento normativo de una empresa, conocido también como ‘Compliance Officer’.

En general, el grado en Criminología abre la puerta a cursar algunos de los másteres del ámbito del Derecho, como el de Detective Privado, Derechos Humanos, u otros ligados con la investigación como el de Peritaje Judicial o el de Investigación Criminal.

Otra opción laboral que puede ser interesante para un graduado en Criminología es combinar su formación con un título de Máster en Detective Privado, una profesión para la que los conocimientos de Criminología y de Derecho son una pieza clave y que permite aprender técnicas muy demandadas hoy en día como las de ciberinteligencia, ciberinvestigacion o ciberseguridad.

La oferta formativa es amplia por lo que la primera decisión a tomar a la hora de hacer un máster después de Criminología será elegir la senda laboral que más interese y orientar hacia allá la formación posterior.