Viernes, 20 septiembre 2019

Practica el Derecho mientras realizas una labor social

Para cualquier estudiante, realizar unas prácticas laborales representa una oportunidad de ejercitar los conocimientos que ha ido adquiriendo en sus estudios y de obtener así mayor seguridad y fluidez para cuando trabaje de forma profesional.

Si esta actividad se realiza prestando un servicio a la comunidad y ayudando a los colectivos menos favorecidos, el alumno logrará una experiencia integral que además le servirá como aprendizaje personal de ética y solidaridad. Con este principio la Facultad de Derecho de UNIR ha creado un proyecto de aprendizaje totalmente práctico: la Clínica Jurídica.

 

 

Cristina Ramírez Calderón, doctora en Derecho, coordinadora del proyecto y profesora de UNIR te explica en esta entrevista todos los detalles de la Clínica.

  • – ¿Qué es la Clínica Jurídica?

Es un proyecto de innovación docente de referencia en la Facultad de Derecho. Se encuadra en la metodología denominada “aprendizaje – servicio”: los alumnos aprenden al tiempo que prestan un servicio a los colectivos más desfavorecidos de la sociedad.

  • – ¿Qué tipo de trabajo realiza el alumno en la Clínica?

Los alumnos resuelven cuestiones jurídicas reales sobre las que nos piden ayuda las entidades sociales con las que colaboramos. Y lo hacen de distintas maneras: pueden dar una formación sobre algún tema específico para explicar el contenido de alguna norma jurídica y hacerlo más comprensible, o pueden realizar investigaciones sobre cuestiones complejas que contribuyan a mejorar procedimientos o reflejen la situación de un colectivo, por ejemplo.

Los alumnos resuelven cuestiones jurídicas reales sobre las que nos piden ayuda las entidades sociales con las que colaboramos.

  • – ¿Cómo es la metodología de estudio/trabajo?

Los estudiantes reciben una formación teórica básica de partida, pero lo que se fomenta es el aprendizaje autónomo, siempre supervisado de cerca, por los profesores clínicos y los abogados que colaboran como tutores. Ellos se encargan de orientarles y supervisar el trabajo asegurando también su calidad.

Los alumnos deben tener siempre en mente que hay una persona esperando el resultado de su trabajo y que de él puede depender su bienestar.

  • – ¿Con cuáles entidades colabora UNIR para realizar la Clínica?

UNIR colabora con la Plataforma de Lucha contra la Pobreza y la Exclusión de Madrid (EAPN Madrid), un consorcio de 59 ONG y entidades sociales que trabajan por la garantía de derechos de los colectivos más desfavorecidos.

En la actualidad estamos iniciando una colaboración con ACNUR (el Alto Comisionado de Naciones Unidas para los Refugiados), en la que también participan las Clínicas de la Universidad Carlos III de Madrid y la Universidad de Valencia. Con ellos vamos a explorar nuevas metodologías, como el diseño de chatbots y aplicaciones para móviles con contenido jurídico.

UNIR colabora con la EAPN, un consorcio de 59 ONG y entidades sociales que trabajan por la garantía de derechos de los colectivos más desfavorecidos.

  • – ¿De qué se tratan estas aplicaciones?

Exploramos metodologías de trabajo de carácter innovador, como el legal tech o tecnología jurídica. En este momento estamos terminando de identificar la estructura de dos aplicaciones para móviles cuyo diseño correrá a cargo de alumnos de la Escuela de Ingeniería y Tecnología. Los estudiantes de la Facultad de Derecho se encargarán de la “alimentación” de su contenido jurídico.

También estamos iniciando el trabajo con herramientas de inteligencia artificial, como chatbots. Así, facilitamos el acceso de las entidades sociales a este tipo de herramientas que les ayudan a mejorar su trabajo, y también facilitamos a los alumnos el contacto con un área de conocimiento innovadora que adquiere cada vez más importancia en el mercado laboral.

  • – ¿Qué aspectos trabajan los alumnos al desarrollar su labor en la Clínica?

Al tener que enfrentarse a casos reales todos aprenden a aplicar el marco teórico en la práctica, pero el contacto con la realidad que les ofrece el trabajo clínico les ayuda a desarrollar, por ejemplo, el espíritu crítico. Por otro lado, las distintas metodologías de trabajo a las que pueden acceder en la Clínica les permiten profundizar en aquellas habilidades que a ellos les interesen especialmente: en Street Law (capsulas formativas) trabajan mucho la capacidad de síntesis o la oratoria, y en Análisis Jurídico, las relativas a la argumentación o el manejo de fuentes jurídicas.

  • – ¿Qué beneficio supone para los alumnos realizar una Clínica Jurídica?

La Clínica Jurídica ofrece un espacio privilegiado: lo que los alumnos aprenden aquí no lo pueden aprender en otro sitio. Los estudiantes trabajan con metodologías docentes innovadoras que no se emplean habitualmente en las aulas.

Además, el paso por la Clínica supone un elemento diferenciador en el currículo de los alumnos que puede ser muy favorable y marcar la diferencia: demuestra compromiso social y ganas de explorar nuevas formas de hacer las cosas.

  • – ¿Quiénes pueden optar por hacer una Clínica?

Todos los alumnos que cursen el Grado en Derecho o un Máster en Derecho pueden optar a la Clínica. Existen cursos adaptados a los distintos niveles de estudio en los que se encuentren los estudiantes.

También estamos abriendo las puertas de la Clínica Jurídica a alumnos de otras titulaciones, como la Escuela de Ingeniería y Tecnología. Tenemos mucho interés en que se convierta en un espacio de trabajo multidisciplinar en que los alumnos puedan aprender de compañeros que estudian otras áreas de conocimiento y, por tanto, disponen de herramientas distintas para analizar la realidad y abordar el trabajo que se debe realizar.

  • – ¿Cuál es el procedimiento para que el interesado/a se inscriba?

Cada cuatrimestre la Clínica realiza una oferta de plazas en función de los servicios que nos solicitan nuestras contrapartes (por ahora, la Plataforma de Lucha contra la Pobreza y la Exclusión y ACNUR). Los alumnos del Grado en Derecho pueden realizar la Clínica por medio de las asignaturas del prácticum y el resto puede hacerlo a través de los cursos que oferta la Clínica como título propio.

Si estás interesado/a en este innovador proyecto y quieres informarte más o tienes alguna duda, escribe a clinicalegal@unir.net.