Miércoles, 14 noviembre 2018

La nulidad de la cláusula de vencimiento anticipado como causa de oposición a la ejecución hipotecaria

En el presente artículo y otro posterior vamos a abordar una cuestión de candente actualidad como es la posibilidad de impugnar la validez de la cláusula de vencimiento anticipado a través de la vía prevista en el artículo 557.1.7ª de la Ley de Enjuiciamiento Civil para el trámite de oposición a la Ejecución Hipotecaria, y de cómo en determinados supuestos ello puede conllevar el sobreseimiento y archivo del procedimiento.

Actualmente se encuentra pendiente de resolución en la Sala de lo Civil del Tribunal Supremo un recurso de casación interpuesto por Abanca Corporación Bancaria contra la Sentencia de la Audiencia Provincial de Pontevedra de 14 de mayo de 2014, en la que, entre otras, se declaraba la nulidad de la cláusula de vencimiento anticipado en el seño de un procedimiento de Ejecución Hipotecaria.

En el transcurso de la deliberación, votación y fallo del recurso, el Tribunal Supremo acordó plantear cuestión prejudicial ante el Tribunal de Justicia de la Unión Europea, sobre las siguientes peticiones:

1.°- ¿Debe interpretarse el art. 6.1 de la Directiva 93/13/CEE en el sentido de que admite la posibilidad de que un tribunal nacional, al enjuiciar la abusividad de una cláusula de vencimiento anticipado incorporada en un contrato de préstamo hipotecario celebrado con un consumidor que prevé el vencimiento por impago de una cuota, además de otros supuestos de impago por más cuotas, aprecie la abusividad solo del inciso o supuesto del impago de una cuota y mantenga la validez del pacto de vencimiento anticipado por impago de cuotas también previsto con carácter general en la cláusula, con independencia de que el juicio concreto de validez o abusividad deba diferirse al momento del ejercicio de la facultad? 

2.°- ¿Tiene facultades un tribunal nacional, conforme a la Directiva 93/13/CEE, para –una vez declarada abusiva una cláusula de vencimiento anticipado de un contrato de préstamo o crédito con garantía hipotecaria poder valorar que la aplicación supletoria de una norma de Derecho nacional, aunque determine el inicio o la continuación del proceso de ejecución contra el consumidor, resulta más favorable para el mismo que sobreseer dicho proceso especial de ejecución hipotecaria y permitir al acreedor instar la resolución del contrato de préstamo o crédito o la reclamación de las cantidades debidas, y la subsiguiente ejecución de la sentencia condenatoria, sin las ventajas que la ejecución especial hipotecaria reconoce al consumidor?

Con base en esta cuestión prejudicial, muchos Juzgados y Tribunales españoles están acordando suspender procedimientos de Ejecución Hipotecaria en tanto se pronuncie el TJUE, a la vista de que no existe un criterio uniforme sobre la posible nulidad de la cláusula de vencimiento anticipado y su afectación al procedimiento de Ejecución Hipotecaria, así como para evitar una eventual incompatibilidad entre la jurisprudencia del Tribunal Supremo en materia de vencimiento anticipado con el Derecho de la Unión Europea, lo que hace aconsejable un pronunciamiento único, a fin de evitar resoluciones contradictorias.

Expuesto lo anterior y sin perjuicio de lo que finalmente se resuelva sobre la cuestión prejudicial, conviene analizar el criterio que ha venido manteniendo tanto el Tribunal Supremo como el TJUE en los últimos años sobre la posible nulidad de la cláusula de vencimiento anticipado. Recordemos que a través de esta cláusula, la entidad bancaria se reserva el derecho de dar por vencido el crédito y reclamar su totalidad aunque no hubiere transcurrido el plazo estipulado, ante la falta de pago a sus vencimientos de cualquier cuota de hipoteca.

En lo que respecta al TJUE, considera éste que el régimen procesal español menoscaba la efectividad de la protección que pretende garantizar la Directiva 93/13, lo que sucede en todos los casos en que la ejecución del inmueble se lleva a cabo antes de que el Juez que conozca del proceso declarativo declare abusiva la cláusula contractual en la que se basa la hipoteca y, en consecuencia, la nulidad del proceso de ejecución, que sólo permitiría garantizar una protección al consumidor meramente indemnizatoria, a todas resultas incompleta e insuficiente pues no evitaría la pérdida definitiva e irreversible de la vivienda. Así, el Tribunal declara que la normativa española no se ajusta al principio de efectividad, en la medida en que hace imposible o excesivamente difícil, en los procedimientos de ejecución hipotecaria aplicar la protección que la Directiva confiere a los consumidores.

Ya lo establecía así en su Sentencia de 14 de marzo de 2013, donde dio a entender que una cláusula que preveía el vencimiento anticipado por falta de pago de alguno de los plazos, sin ser abusiva per se, podía considerarse como tal atendiendo a las circunstancias del caso (esta doctrina fue incorporada a nuestro Ordenamiento por la Ley 1/2013, de 14 de mayo, que modifica el artículo 693 de la Ley de Enjuiciamiento Civil, exigiendo el impago de al menos tres mensualidades para que pueda instarse la ejecución hipotecaria).

El anterior criterio fue confirmado por el posterior Auto del propio TJUE, de 8 de julio de 2015, que reiteró que la apreciación del carácter abusivo de las cláusulas a las que se les aplique la Directiva 93/13 debe hacerse teniendo en cuenta la naturaleza de los bienes y servicios que sean objeto del contrato en cuestión y considerando todas las circunstancias que concurran en su celebración.

En el próximo post, continuaremos analizando la doctrina del Tribunal Supremo, y alcanzaremos las oportunas conclusiones.

[Sigue leyendo: La nulidad de la cláusula de vencimiento anticipado como causa de oposición a la ejecución hipotecaria (II)]