Miércoles, 27 noviembre 2019

Cómo ser abogado laboralista: en qué consiste y requisitos previos

Si eres licenciado en Derecho o estás estudiando la carrera, desde UNIR te contamos en qué consiste y cómo ser abogado laboralista.

Funciones de un abogado laboralista

Un abogado laboralista es el profesional del Derecho que se especializa en materia laboral, es decir, un experto en relaciones entre las empresas, sus empleados y los derechos de los trabajadores que regula el ordenamiento jurídico. 

En el ámbito laboral no se requiere la asistencia de un letrado en diversas situaciones por lo que es frecuente tomar decisiones sin haber consultado con un experto y se corre el riesgo de perder el acceso a derechos por no cumplir con los requisitos que se marcan para un procedimiento. Por eso, la labor fundamental del abogado laboralista es asesorar a la empresa o al trabajador para que sus derechos no se vean vulnerados en ninguna circunstancia.

En general, un abogado laboralista será capaz de asesorar en materia laboral a un trabajador, tanto en procesos individuales como colectivos. Además, puede especializarse en diversas materias laborales como, por ejemplo, aquellas relacionadas con la Seguridad Social (pensiones, incapacidades, jubilaciones, etc.), negociación de convenios colectivos, problemas de acoso en el ámbito laboral, despidos y sanciones, entre otros temas.

Los requisitos para ser abogado laboralista son:

–Contar con el título de licenciatura o grado en Derecho

–Superar el máster en el Ejercicio de la Abogacía que permita preparar y aprobar el examen de acceso de esta profesión y que convoca el Ministerio de Justicia.

Colegiarse como abogado ejerciente en el Colegio profesional que se elija.

Consejos para ser un buen abogado laboralista

Al igual que para ejercer como abogado especialista en otras ramas del Derecho, la motivación y vocación de servicio público son clave para el desempeño del abogado laboralista. Además de ser un especialista en la relación entre el trabajador y la empresa, un laboralista ha de contar con excelentes dotes de comunicación, comprensión y lógica para resolver los conflictos que se planteen a su cliente y la capacidad para trasladar de forma asertiva toda la información posible.

La importancia de la especialización

La especialización en alguna de las áreas que abarca la legislación laboral permitirá al abogado ofrecer un servicio diferenciado en aquella materia en la que sean expertos. Así, más allá de los estudios obligatorios para poder ejercer como abogado (el grado en Derecho y el máster en el Ejercicio de la Abogacía), el abogado laboralista puede especializarse a través de un máster o cursos complementarios centrados en aspectos de esta rama jurídica.


La oferta de posgrados para especializarse en materia laboral es amplia y depende de cada centro educativo, con opciones presenciales y online, una manera idónea de compaginar la vida laboral y personal con la formación. Un ejemplo es el Máster en Derecho del Trabajo y de la Seguridad Social, un título que permitirá al abogado profundizar en el conocimiento de este ámbito del Derecho así como acceder a puestos de dirección en el sector privado relacionados con la gestión de los recursos humanos.