Viernes, 24 julio 2020

Clínica Jurídica de UNIR: conviértete en un héroe solidario de la Justicia Social

“Ellos quieren ayudar a la gente. Tienen vocación por el derecho y saben que es una forma útil de cambiar el mundo. Viven esta experiencia de forma práctica mientras aprenden”. Así es como describe Cristina Ramírez a los 25 alumnos que han participado en la última edición de Clínica Jurídica de UNIR. Ella es la coordinadora de este proyecto, el único 100% online de toda España, y le hemos propuesto hacer balance de lo que ha dado de sí este último curso.

La Clínica Jurídica de UNIR colabora desde hace un año y medio con la delegación territorial de Madrid de la Red de Lucha contra la Pobreza y la Exclusión Social (EAPN), una entidad social sin ánimo de lucro cuyo objetivo es la inclusión social de personas vulnerables. Actualmente, cuenta con 59 ONG comprometidas con este objetivo y en ellas surgen problemas jurídicos que necesitan de nuestros héroes solidarios para solventarlos.

Tú también puedes ser uno de ellos y aportar tu granito de arena mientras cursas otro título en UNIR. Toma contacto con otra realidad y aprende ayudando.

 

No quedarse en la teoría

La Clínica Jurídica de la UNIR ha estado “abierta por pandemia”. No ha parado, y su carácter online ha demostrado, aún más si cabe, que puede seguir en funcionamiento a pesar de que el mundo eche el freno. Los problemas legales no han estado en cuarentena durante la crisis sanitaria, al contrario, han sacado a la luz debilidades del sistema laboral y de salud a las que se han tenido que enfrentar los alumnos:

– Microconsultas: han resuelto 14 situaciones legales relacionadas, sobre todo, con los ERTEs o el ingreso mínimo vital.

– Street Law: han impartido una sesión informativa sobre arrendamientos a los técnicos de las ONG que pertenecen a la EAPN. Además, han diseñado materiales didácticos sobre la materia.

– Análisis jurídico: han centrado sus esfuerzos en el acceso a la sanidad de los extranjeros en la Comunidad de Madrid y el sistema español de acogida (este último, en colaboración con ACNUR).

Desde el punto de vista de Cristina Ramírez, coordinadora de la Clínica, este tipo de experiencias es una combinación perfecta de aprendizaje y solidaridad: Realizan una labor social que, de otra manera, no habría sido posible. Más aún con el tipo de perfil de alumno que tenemos, con responsabilidades familiares, que están trabajando, que viven en zonas alejadas… Así, conocen la labor de las ONG a fondo y pueden desarrollar, además de sus conocimientos jurídicos, otro tipo de habilidades blandas que se valoran mucho en el mercado laboral como la capacidad de empatía, de adaptación o de pensamiento crítico”.

 

¿Cómo es la relación con las ONG?

Como habéis comprobado, la Clínica Jurídica trabaja 3 formas de acompañamiento jurídico diferentes. Una vez que reciben una petición desde las organizaciones reorientan la solicitud en función de la necesidad: a través de un análisis jurídico, con la respuesta de una microconsulta o mediante Street Law o derecho callejero, que busca la alfabetización jurídica de la sociedad, usando una terminología más asequible y llana que permita una mejor comprensión del sistema legal.

En esta última edición, el trabajo con la EAPN ha estado centrado en grupos de trabajo relacionados con el área de alojamiento, vivienda y salud. Este último, en concreto, ha sido uno de los que ha requerido una especial atención por tratarse justo en plena crisis sanitaria por la COVID-19. Así lo relata Ramírez: Hemos hecho un análisis jurídico sobre el acceso a la sanidad pública para extranjeros en la Comunidad de Madrid. A pesar de que existe una nueva norma estatal, muchas regiones tienen estas competencias transferidas, por lo que existen marcos normativos diferentes: unas se rigen por el antiguo y otras por el nuevo. Hay un vacío legal y surgen dificultades para que estas personas accedan a la Sanidad”.

Por otro lado, asegura que el feedback con las ONG es muy bueno y cualquier apoyo lo agradecen de tal manera que Ramírez confiesa no ser consciente de cuál es el impacto real de su trabajo: Todo es muy intenso y muchos técnicos te dan las gracias por la incalculable ayuda de lo que hacemos”.

 

Una Clínica aún más digital

Pero el futuro cercano pasar por digitalizar aún más el proyecto, con LegalTech. Se trata de una nueva línea de trabajo a través de una aplicación en la que han colaborado alumnos del Escuela Superior de Ingeniería y Tecnología de la UNIR. Al parecer, las ONG trabajaban con una herramienta, tipo hoja de Excel, que les servía para medir el nivel de exclusión social y de vulnerabilidad a través de unos parámetros. Pero siempre debían usar un ordenador, hasta que un técnico propuso una idea: ¿y si pudiéramos hacerlo en una App de móvil? Clínica Jurídica abrió esa vía de trabajo y dieron con la clave:

“Gracias a ella, este proceso es mucho más dinámico. Algunas organizaciones de la EAPN no disponen de suficientes portátiles para llevar a los domicilios, pero ahora, los técnicos podrán hacerlo todo en el móvil y hacer una valoración cuando visitan a una familia sin necesidad de ordenador. En un futuro, cuando optimicemos el proceso, tendrá informes psicosociales enlazados, una carpeta con todos los casos que lleva cada técnico…”, destaca Ramírez.

Por otro lado, también reconoce que este tipo de herramientas les ayuda a romper la brecha digital que existe en gran parte de estas ONG: “Este tipo de iniciativas les emociona mucho, porque saben que les va a ahorrar mucho trabajo y que van a poder optimizar mejor el tiempo. A muchas ONG hay que facilitarles el acceso a las nuevas tecnologías para que dejen de vivir en tiempos analógicos”.

 

En la motivación está la clave

Este proyecto es innovación docente pura y dura, y la coordinadora de Clínica Jurídica reconoce que hay mucho en lo que trabajar. Como queremos saber cómo funciona todo el engranaje por dentro, vamos a conocer la experiencia de dos de estos héroes: Sergi Nin y Marta Sánchez. Ambos han sabido valorar que no se trata de una asignatura más, que detrás hay personas que están esperando tras un ordenador a que les den la respuesta que puede cambiarles la vida.

Sergi Nin: “La Clínica te aporta habilidades que no adquieres en la universidad”

 

 

Con 27 años, ya ha estudiado Derecho y Administración Pública en la Universidad de Barcelona y ha pasado por Maastricht y Bruselas para seguir con su formación y aprendizaje. Ahora quiere encaminar su futuro hacia el derecho público, de ahí que esté estudiando el Máster Universitario en el Ejercicio Profesional de la Abogacía de UNIR y haya querido compaginarlo con la Clínica Jurídica: “Siempre quise participar en proyectos de servicios legales pro bono. Puedes aprender, estás trabajando para colectivos que nunca van a poder acceder a grandes gabinetes jurídicos, te ayuda a la inserción laboral, te aporta muchas más habilidades de las que adquieres en la universidad…”

Cuando Sergi entró a la Clínica lo hizo en un grupo de asesoramiento jurídico sobre el acceso de extranjeros a la Sanidad en la Comunidad de Madrid. Las CCAA son las competentes para establecer el procedimiento para el acceso a este servicio de salud, pero Madrid no tiene un reglamento claro al respecto. Por ello, Sergi y otros compañeros analizaron la situación para ayudar a las ONG a enfrentarse a ello: “Es un caso muy caótico, no existe un procedimiento, solo legislación a nivel estatal poco precisa, así que cada centro de salud hacía lo que le parecía. Ayudamos a las ONG a detectar el problema y así pueden acompañar a quienes deniegan este acceso a los centros de salud y luchar por su admisión”.

Si tuviera que animar a alguien que se lo está pensando, lo tiene claro, merece la pena y, más aún, porque demuestra que te dedicas al derecho por total vocación: “Cuando presentas tu CV en un despacho es muy importante que vean que lo que has estudiado es porque te gusta, que dedicas tu tiempo libre y de tu estudio en solucionar un problema para gente que lo necesita. Espero que cada vez más despachos de abogados y universidades contemplen este tipo iniciativas legales pro bono”.

Marta Sánchez: “La Clínica no ha sido una asignatura más, es un compromiso social y personal”

 

 

Tras 7 años opositando a judicatura, Marta se lanzó a la piscina y apostó por estudiar el Máster Universitario de Ejercicio de la Abogacía y Máster Universitario en Derecho Penal Económico. Aunque pudiera parecer que no le quedaba tiempo libre, encontró el hueco para dedicar unas horas a la Clínica Jurídica, algo que hacia como una especie de recompensa: “Puede sonar extraño, pero cuando llegaba el viernes agradecía tener tiempo para ayudar en la Clínica. Es algo voluntario, pero muy vocacional. De hecho, me encantaría colaborar en un futuro con el proyecto en UNIR”. Para ella, la Justicia Social lo es todo: “No necesito nada a cambio, simplemente quiero ayudar y devolver lo que todo este tiempo he estado estudiando. Para mí no ha sido una asignatura más, es un compromiso social y personal”.

Lo que más ha disfrutado ha sido su trabajo en microconsultas: “Nos gustaban tanto que no teníamos que discutir sobre quién hacía qué. Había mucha motivación y me ha aportado muchos conocimientos que no tenía, sobre todo del ámbito laboral: ERTES, pensiones, despidos improcedentes… Lo que afecta a la gente de a pie”. Esto ha implicado, a su vez, adaptar su lenguaje más técnico: “Yo me planteaba, ¿cómo le explico a estas personas que no tienen nada de lo que preocuparse? Cuando alguien pide ayuda, lo que quiere es sentirse respaldado, sentir que estás ahí con ellos. Creo que hemos conseguido cruzar la barrera online con ese plus de humanidad”.

Gracias a su labor en la Clínica y sus estudios previos, ha conseguido entrar en el despacho internacional Del Canto Chambers, especializado en Derecho Internacional y Fiscal, donde trabajará como Legal Consultant en la sede de Londres. Precisamente, este bufete tiene un área pro bono, algo que Marta valora enormemente: “Los despachos de abogados deben tener un rincón que nos permita devolver todo lo que hemos aprendido para que lo aprovechen personas que lo necesitan”.

¿Cómo contactar con Clínica Jurídica?

Si tienes más dudas acerca de la labor que se lleva a cabo dentro de Clínica Jurídica, puedes contactar con ellos vía mail a través de clinicajuridica@unir.net o consultar las preguntas más frecuentes en su página oficial. Asegúrate de que cumples con los requisitos, opta a una plaza en la nueva convocatoria y logra formar parte de este proyecto en la próxima edición.