Lunes, 04 noviembre 2019

Carreras más recomendables para ser Inspector de Policía

Los procesos de selección para ser inspector de la Policía Nacional son diferentes a los de la Escala Básica. Ya sea por oposición libre o promoción interna, para ser Inspector es necesario disponer de un grado universitario. Si no sabes qué estudiar para acceder a la Escala Ejecutiva de la Policía Nacional, en UNIR repasamos las carreras para ser Inspector de Policía.

Contar con una carrera universitaria: requisito básico para ser Inspector de Policía

Los Inspectores de Policía forman parte de la Escala Ejecutiva del Cuerpo Nacional de Policía (CNP). Entre sus funciones figura la coordinación y mando de unidades policiales, gestionar la información policial, la ejecución de servicios y la actividad investigadora. 

Para ser inspector de policía hay que cumplir unos requisitos mínimos:

–Tener la nacionalidad española.

–Ser mayor de 18 años y no superar la edad máxima de jubilación.

–No haber sido condenado por delito doloso ni estar inhabilitado para la función pública.

–Estatura mínima de 1,60 para las mujeres y 1,65 para los hombres.

–No tener ninguna de las causas de exclusión física o psíquica que impidan el desempeño de funciones.

–Compromiso de llevar armas y, si fuese necesario, llegar a usarlas.

–Permiso de conducción B2.

–Título universitario de Grado. Respecto a las titulaciones obtenidas con planes anteriores a la entrada en vigor del Real Decreto 1393/2007, de 29 de octubre, continúan siendo válidas para el ingreso y promoción en la Policía Nacional.

Para ser inspector de policía hay dos posibles opciones: oposición libre o promoción interna. En el primer caso se incluyen unas pruebas físicas y un examen con tres partes diferenciadas: cuestionario de cien preguntas, ejercicio escrito y oral de inglés o francés con nivel intermedio alto y resolución por escrito de un supuesto que se deberá leer ante el tribunal.

La oposición incluye una tercera fase con tres partes eliminatorias: reconocimiento médico, entrevista personal y tests psicotécnicos.

La oposición incluye una tercera fase con tres partes eliminatorias: reconocimiento médico, entrevista personal y tests psicotécnicos.

En la oposición a Inspector de Policía también puntuará el haber prestado servicio como funcionario del CNP o en las Fuerzas Armadas o haber sido deportista de alto nivel en los últimos cinco años.  

Carreras recomendadas

Para ser Inspector de Policía es necesario tener un grado o licenciatura, tanto si se opta por la promoción interna como por la oposición libre. La ley no especifica cuáles deben ser estos estudios, ya que todos serían válidos para acceder a la Escala Ejecutiva de la Policía Nacional. Sin embargo, las exigencias y condicionantes del propio trabajo hacen que determinados estudios sean más recomendables por incluir cuestiones necesarias en el desempeño de sus funciones. Además, hay que tener en cuenta que los 73 temas incluidos en la oposición se dividen en tres grupos diferenciados:

–Ciencias Jurídicas: 47 temas.

–Ciencias Sociales: 15 temas.

–Ciencias Técnico-científicas: 11 temas.

Por eso, entre los estudios universitarios más recomendados para ser Inspector de Policía destacan:

Grado en Derecho: tanto el temario incluido en la oposición como el trabajo habitual dentro del CNP exige conocimientos de Derecho como el Derecho Constitucional, Derecho Administrativo, tipo de delitos, regulación en materia de extranjería, fases del procedimiento penal…

–Grado en Criminología: estudios específicos sobre la criminalidad, la seguridad ciudadana, las ciencias forenses, la intervención con víctimas, la perfilación criminal y la prevención, los tipos de delincuencia y gestión de la misma… Algunas universidades cuentan con la opción del doble grado en Derecho y Criminología.

–Psicología: saber cómo funciona el cerebro humano, conocer los procesos mentales que dirigen nuestro comportamiento y la toma de decisiones, los trastornos mentales, la memoria, la detección de la mentira en los interrogatorios… es básico para ser un buen Inspector de Policía.

–Grado en Seguridad Pública y Privada: ofrece una perspectiva multidisciplinar sobre la delincuencia, investigación de delitos, prevención de la seguridad…

–Grado en Química: la policía científica es una de las especialidades dentro de la Policía Nacional. Su trabajo es fundamental para la identificación de personas, elaboración de informes periciales, análisis de restos biológicos...

–Informática: las unidades de delitos tecnológicos y la de Informática y Comunicaciones también requieren de especialistas, máxime con el crecimiento actual de la ciberdelincuencia. 

–Filología inglesa o francesa: la oposición a Inspector de Policía incluye una prueba escrita y oral de francés o inglés. Se exige un nivel intermedio alto, lo que equivaldría a un B1 del Marco Común Europeo de Referencia para las lenguas o el Intermedio 2 en el caso de las Escuelas Oficiales de Idiomas. Además, también hay un ejercicio voluntario de idiomas que puede sumar un punto a la nota final.

Completar la formación con otro tipo de estudios (como un Máster en Derecho Penal o Derecho Penal Económico) resulta de utilidad

Además de estas carreras para ser Inspector de Policía, completar la formación con otro tipo de estudios -como un Máster en Derecho Penal, Derecho Penal Económico, Derechos Humanos o Propiedad Intelectual- resulta de utilidad para acceder y mejorar en la Escala Ejecutiva del Cuerpo Nacional de Policía.