Solicita información

Ser o no ser indultado: propuestas y visiones desde las Ciencias Políticas

La figura del indulto tiene su origen en España hace ya más de siglo y medio. El coordinador del Grado en Ciencias Políticas y Gestión Pública de UNIR hace memoria sobre ello.

Es cierto que en el ordenamiento legal español existe la figura del indulto, que surge de un proceso de excepcionalidad para casos en los que el sistema judicial resuelve de una manera cerrada. Parte de la Ley de 18 de junio de 1870 del Ministerio de Gracia y Justicia. Más de 150 cincuenta años de indultos en España que muestran diferentes etapas e intereses.

¿Qué es el indulto?

El indulto es el perdón de la pena judicial y no supone el perdón del delito. Por alguna razón, este sigue existiendo en España y otros países instaurados ya en un sistema democrático de participación ciudadana universal.

Desde las Ciencias Políticas podríamos decir que el indulto supone una anacronía de los sistemas democráticos amparados en un sistema ejecutivo que dicta las leyes, un sistema parlamentario que legitima y las vota, y un sistema judicial que dictamina si los comportamientos de los ciudadanos se rigen por las leyes vigentes.

El indulto es un proceso que, en términos sociales, se entiende como una subsanación de lo que otros sistemas, como el judicial, no ha sabido resolver por incapacidad del propio sistema y del que tiene un gran peso los valores sociales de una sociedad y un tiempo determinado.

Justicia - Indultos

¿Cuál es su origen histórico y cuál es su legado?

La herencia de este hecho muy bien puede adjudicarse al derecho romano y a la moral judeocristiana donde el arrepentimiento y el perdón son pilares fundamentales de la cosmología y los valores éticos y sociales.

Es precisamente esta herencia social la que hace comprensible un fenómeno que va más allá del desarrollo de las democracias y de los sistemas políticos contemporáneos. Actualmente, países como Francia, Alemania, Canadá, Estados Unidos, Irlanda, Italia o Reino Unido son países que, de una u otra manera, tienen el indulto entre sus funciones. La mayoría, democracias europeas con siglos de desarrollo y enriquecimiento.

El problema surge quizás de la falta de concreción de esta capacidad legal del Gobierno. No hay un límite de cantidad ni de capacidad de ejecución. Esto hace que esta excepcionalidad propuesta para casos extraordinarios se puede ejercitar de manera discrecional.

En las últimas dos décadas, en España, ha habido años que se han dado 1.744 indultos (2020) y otros en los que se han dado solamente 17, como sucedió en 2018. No hay una homogeneidad respecto al número ni tampoco la hay respecto a los gobiernos que han utilizado este proceso. Izquierda, centro y derecha son cautivos de este proceso y todos lo han utilizado. Quizás lo único que une siempre la disposición del indulto es que, cuando se ejecuta, siempre provoca un revuelo de opciones contradictorias respecto al mismo.

Justicia - Indultos

¿Cómo se reflejan los indultos en la opinión de la sociedad?

La opinión pública tiene constantes y recurrentes debates abiertos sobre a quién indultar o a quién no. Casi cada indulto provoca una lastra de comentaristas de todos los ámbitos ideológicos que vuelven a debatir sobre una figura real y amparada por las leyes de este país. Y cada indulto del futuro irá seguido de todo un mar de comentarios que sirven en el espacio político y mediático para posicionar a uno u otro partido político. Estamos en una campaña mediática continuada y la opinión pública seguirá marcando las diferencias y las polaridades en cada acto que esté tan poco preciso como es el indulto.

Una de las posibles soluciones ante este hecho quizás sea reformular el indulto como una medida extraordinaria que es, pero más delimitada. Delimitar su uso e incluso consensuar una mesa de toma de decisiones sobre el mismo donde exista una representación parlamentaria más amplia.

Si estamos en un sistema democrático y parlamentario lo lógico sería que incluso esas decisiones se tomaran desde el consenso político. Incluso un paso más allá sería incluir en esa mesa de decisiones a la sociedad civil representada de una u otra manera. Dado que el indulto se toma a veces con un fuerte sentido social (no solamente político) sería bueno incluir a parte de la sociedad civil y diseñar un proceso unido a un sistema de transparencia en la toma de decisión de este.

Justicia - Indultos

Abierto queda el debate sobre el indulto y sobre si afecta más al desgaste del partido político que lo aplica, a la capacidad de perdón de un ejecutivo concreto, o al propio indultado que se ve marcado así por esa gracia y perdón a expensas suyas. El indultado gana el perdón de la pena, pero no la culpabilidad de los hechos. Sigue siendo culpable para la justicia y sigue pagando su pena, pero en libertad.

Si este tipo de temática te resulta interesante y consideras que puedes tener un perfil muy relacionado a esta área de conocimiento, puedes descubrir más detalles aquí sobre el Grado en Ciencias Políticas y Gestión Pública de UNIR.

    Títulos que te pueden interesar

    Noticias relacionadas

    Docencia 100% online

    Nuestra metodología te permite estudiar sin desplazarte mediante un modelo de aprendizaje personalizado

    Clases en directo

    Nuestros profesores imparten 1600 horas de clases online a la semana. Puedes asistir en directo o verlas en otro momento.

    Tutor personal

    En UNIR nunca estarás solo. Un tutor personal realizará un seguimiento individualizado y te ayudará en todo lo que necesites.

    La recompensa al esfuerzo

    Nuestra vida académica y social

    Acompañamiento personalizado