InternacionalAcceso estudiantes

Solidaridad en la red

Con la llegada de la Navidad  se hace más visible la solidaridad de la sociedad española en muchos proyectos humanitarios.

En esta sociedad individualizada aún existen muchas personas dispuestas a participar y ayudar en causas sociales con una donación o colaborando en su tiempo libre. Es un hecho que la introducción de las nuevas tecnologías ha supuesto un cambio en nuestras relaciones comunicativas y en nuestra forma de interactuar con la información; lo que conlleva una […]

En esta sociedad individualizada aún existen muchas personas dispuestas a participar y ayudar en causas sociales con una donación o colaborando en su tiempo libre.
Es un hecho que la introducción de las nuevas tecnologías ha supuesto un cambio en nuestras relaciones comunicativas y en nuestra forma de interactuar con la información; lo que conlleva una mayor participación y una visión más crítica del mundo que nos rodea a través de internet. Esto ha influido también en la relación tradicional del ciudadano con la sociedad.

Hasta hace poco, las personas que querían colaborar con una buena causa, hacían donativos en forma de dinero, ropa, material o voluntariado presencial; ahora tenemos la posibilidad de utilizar la tecnología y adaptar estas donaciones a la nueva realidad.

Podemos colaborar de muchas formas posibles a través de internet: compartiendo con nuestros amigos en las redes sociales las campañas con las que nos identificamos, participando en eventos digitales y firmando peticiones a favor de causas humanitarias en plataformas de acción social, comprando artículos de comercio justo en las tiendas en línea de las ONG e incluso haciendo donativos a la vez que compramos alguna prenda de moda en webs de comercialización de productos…

Se puede concluir que hoy en día, el sector de la solidaridad se ha visto muy favorecido gracias a los avances tecnológicos y a la universalización de internet.

Cambio tecnológico y solidaridad

¿Qué ha supuesto el cambio tecnológico en el ámbito de la solidaridad?
En primer lugar, una proliferación de webs, blogs y perfiles sociales de ONG e instituciones sin ánimo de lucro o colectivos constituidos únicamente por ciudadanos organizados con el único fin de ayudar a quien más lo necesite.

[m4p_image image_src=”custom” image=”549201430314″ responsive_dr=”yes” sizes=”full”]

Internet también ha permitido una difusión masiva y rápida de campañas solidarias, no solo por parte de los propios grupos organizados sino de cualquier internauta sensibilizado con la acción solidaria en concreto. Las redes sociales hacen que exista una expansión viral de los proyectos, eventos y campañas de estas ONG  a través de la red. Como por ejemplo la campaña asturiana Ni un plato vacío, que finaliza este domingo 16 de diciembre, de recogida de alimentos gestionados por Cáritas para su distribución a personas necesitadas.

Las compras en línea  se han desarrollado en los últimos años y cada vez están más extendidas las plataformas web de comercialización on-line de productos y servicios varios como Privalia, Groupalia, Groupon, Amazon, etc. Cada vez es más frecuente encontrarnos en estas páginas planes y cupones relacionados con proyectos solidarios; el usuario en este caso no compra un producto que le traen más tarde a casa por correo postal, sino que dona una cantidad de dinero al propósito con el que más se identifique.
Por otro lado, existe una mayor participación económica gracias a la técnica del crowdfunding, consistente en la captación de fondos a través de pequeñas aportaciones provenientes de un gran número de personas. Un ejemplo de ello es la plataforma Mi grano de arena de la Fundación Real Dreams.
El estudio elaborado en 2011 por iWhit la solidaridad y yo en internet concluye que las personas con mayor nivel de implicación solidaria ven en internet una herramienta que incrementa sus posibilidades de participación. Se extrae también de este informe que los aspectos que más motivan a un internauta para participar en proyectos humanitarios son: tener claro el destino de las donaciones y estar completamente de acuerdo con la meta que persigue el proyecto.

Ayudamos porque somos capaces de ponernos en la piel de los demás

Según el informe teoría de la solidaridad de la Asociación Española de Fundraising elaborado a partir de una encuesta respondida por más de 23.000 personas a través de las redes sociales, se ha verificado la siguiente teoría: “Los humanos ayudamos porque somos capaces de sentir y de ponernos en la piel de los demás. Y ayudar genera una gran felicidad, personal y colectiva.”

    Títulos que te pueden interesar

    Docencia 100% online

    Nuestra metodología te permite estudiar sin desplazarte mediante un modelo de aprendizaje personalizado

    Clases en directo

    Nuestros profesores imparten 4.000 horas de clases online a la semana. Puedes asistir en directo o verlas en otro momento

    Mentor - UNIR

    En UNIR nunca estarás solo. Un mentor realizará un seguimiento individualizado y te ayudará en todo lo que necesites

    La fuerza que necesitas

    Nuestra vida académica y social

    Acompañamiento personalizado