Universidad Internacional de La Rioja

Convenio para la educación internacional

UNIR y la Universidad Distrital cooperan en programas de Doctorado en Ingeniería

España y Colombia fortalecen sus relaciones educativas. Y lo hacen a través del reciente convenio que han suscrito la Universidad Internacional de La Rioja (UNIR) y la Universidad Distrital Francisco José de Caldas (UDFJC) para cooperar académica y científicamente en los programas de Doctorado en Ingeniería con los que ambas instituciones cuentan. El objetivo es impulsar la educación superior y promover la formación internacional en actividades de interés mutuo.

Para lograrlo, las dos universidades se comprometen a impulsar la docencia, la investigación y la extensión a través del intercambio de experiencias de docencia y tutorías, la colaboración en actividades formativas para estudiantes y docentes y la movilidad académica, presencial y virtual de alumnos y profesores. También trabajarán en la codirección o dirección de tesis doctorales, la organización de eventos académicos conjuntos, las pasantías de investigación de los estudiantes y docentes, el desarrollo de proyectos de investigación conjunta, el intercambio de publicaciones, trabajos de investigación y demás material académico de interés, la configuración de tribunales de tesis conjuntos para obtener el título de doctor o la gestión de proyectos específicos de interés mutuo, entre otros.

Todo un repertorio de medidas que se circunscriben a los mencionados programas de Doctorado en Ingeniería. Un título que la Universidad Distrital Francisco José de Caldas imparte en Bogotá. Lo hace en jornada diurna en modalidad presencial y cuenta con tres énfasis: Ciencia de la Información y el Conocimiento, Ingeniería Eléctrica y Electrónica e Ingeniería Industrial.

UNIR, por su parte, a través de la Escuela Superior de Ingeniería y Tecnología (ESIT) está formulando un programa de Doctorado en Ciencias de la Computación, que ofrecerá en modalidad virtual y contará con dos líneas de investigación: Ciencias de la Computación e Ingeniería del Software.

Este convenio se enmarca dentro del acuerdo marco general de cooperación académica y científica que las dos universidades alcanzaron en julio del año pasado. En aquel entonces se pretendía promocionar la enseñanza y las actividades de investigación de las que se deriven beneficios recíprocos de naturaleza académica, administrativa y tecnológica y que se tradujeran en convenio específicos como es este caso.