Universidad Internacional de La Rioja

Saúl Craviotto, deportista de élite y Policía Nacional, en el 'Seminario para el colectivo de policías: OCS-UNIR'

Saúl Craviotto: “Ten claro tu objetivo, organízate y esfuérzate hasta el último minuto”

Saúl Craviotto es uno de los deportistas de mayor prestigio en nuestro país. Este catalán de 32 años compatibiliza su amor por el piragüismo con su otra gran pasión: la Policía Nacional. Saúl ha participado en el ‘Seminario para el colectivo de policías: OCS-UNIR’ donde ha impartido la Openclass online ‘El esfuerzo, la constancia y el sacrificio: vida profesional de un deportista de élite’.

Pero, ¿cómo se compagina el deporte de élite con la preparación a las oposiciones para Policía Nacional?  “Hay que tener los objetivos claros y luchar. Con esfuerzo y organización se puede conseguir todo”, asegura Saúl Craviotto, quien acumula en su palmarés 26 medallas internacionales, cuatro medallas en JJ.OO., tres campeonatos del Mundo y tres campeonatos de Europa.

Si una cosa tiene clara es que sin esfuerzo, constancia y dedicación no se consigue nada. Desde pequeño ha estado en contacto con el cuerpo Nacional de Policía ya que tenía familiares dentro y, cuando empezó a competir, varios compañeros también se preparaban para ejercer como policías. Además, desde la adolescencia, ha sido algo vocacional, siempre le ha gustado esta profesión. A esto le suma su “temprana madurez”, ya que él era consciente que del deporte no se podía vivir. “Con cuatro medallas olímpicas no puedo vivir del piragüismo”, asume.

Tener una meta clara es lo que le llevó a aprobar a la primera. Pese a que le “faltaban horas al día para estudiar y entrenar” el esfuerzo le valió la pena. “A veces pienso en tirar la toalla pero el tiempo me ha enseñado que tienes que luchar y pelear. En el momento de la oposición lo mismo, a veces llegaba a casa destrozado y pensaba, ¿cómo me pongo ahora a estudiar? Pero al final, si tienes las cosas claras y te gusta lo que estás haciendo, lo haces y lo consigues” asevera Saúl Craviotto.

La principal motivación que llevó a Craviotto a esforzarse tanto por lograr su sueño fue el poder tener un futuro asegurado, “conseguir esta oposición me ha dado mucha estabilidad física, económica y emocional.” Además, insiste en que, si de verdad te gusta lo que estás haciendo, esta motivación llega sola. “No hay que tirar la toalla, hay que darlo todo hasta el último minuto”, anima.

Uno de los consejos que el deportista ha ofrecido a los alumnos durante la Openclass de UNIR es que, una vez que aprueben, disfruten de todo. Asegura que es una etapa dura pero que han de absorber todo lo que puedan durante la academia, porque luego les servirá cuando les toque salir a la calle a patrullar. “La esencia de la Policía es el compañerismo, una comisaría es una pequeña familia, entre todos nos ayudamos”.

saul-craviotto-rivero-y-joaquim-jimenez-rubio-openclass-unir

La vida de un deportista de élite…

Sus armas para triunfar son la constancia y el sacrifico. Saúl Craviotto comenzó a practicar piragüismo con 7 años, empujado por su padre que amaba este deporte y le inculcó su pasión. Pero no fue hasta los 15 años cuando Craviotto empezó a soñar con los Juegos Olímpicos.

Todo buen deportista ha de tener en cuenta tres pilares fundamentales: entrenamiento, descanso y alimentación. Está claro que hay que sacrificar muchas cosas cuando aspiras alto. Sin embargo, Craviotto considera necesario “no llevar todo a raja tabla. No te puedes obsesionar, no puedes dejar de lado el aspecto social porque te puedes bloquear. No puedes dejar de irte de viaje o ir a tomarte unas cañas con tus amigos. La experiencia me ha enseñado que también es importante disfrutar de la vida”. Su fórmula es sencilla, ha aprendido del éxito pero sin creérselo demasiado, sabe perfectamente que “hay que poner los pies en el suelo y seguir luchando y trabajando”.

… y Policía Nacional al mismo tiempo

Saúl Craviotto explica que, desde la Policía Nacional, les ponen facilidades para realizar deporte. “Cuando competimos en el extranjero existen las liberaciones de servicios que gestionan para los deportistas de élite”, incide. Siempre ha soñado con ser policía nacional y, desde que lo consiguió, lo que más satisfacción le produce es llegar a casa y saber que ha ayudado a una persona, “es la suma de pequeños gestos, te sientes mejor persona”.

Por otro lado, Craviotto manifiesta que las principales cualidades de todo buen policía son: la empatía, “saberte poner en el lugar de la persona que te está pidiendo ayuda”, el compañerismo y el esfuerzo. Todo esto le ha ido forjando como persona.

Su mensaje para los alumnos es claro: “Creed en vosotros mismos, es una tarea importante en todos los ámbitos de la vida. Si me llegan a decir hace siete años que iba a tener cuatro medallas olímpicas nunca lo hubiese creído, y ahora estoy como en un sueño. Con esfuerzo, ilusión y tesón todo se puede conseguir. Debo mucho de lo que he conseguido a la Policía y estoy muy orgulloso y contento de formar parte de esta gran familia.”

Otras noticias sobre deportistas de élite: