Universidad Internacional de La Rioja

ONG colombiana

UNIR potencia su labor social a través de Pies Descalzos

Corría el año 1997 y una joven cantante colombiana, con la mayoría de edad recién cumplida, alcanzaba su primer éxito internacional. Fue entonces cuando Shakira quiso apoyar a los más inocentes, a aquellos niños en situación de vulnerabilidad y de desplazamiento por la violencia. Y creó la Fundación Pies Descalzos. Dos décadas después su labor se ha extendido por toda Colombia donde trabajan por lograr una educación pública de calidad, implantar una correcta nutrición escolar y proporcionar herramientas para la vida de los más pequeños no solo en multitud de centros del país, sino también en las siete instituciones educativas en cuya construcción y mejora han contribuido.

Una destacada e importante labor con la que la Universidad Internacional de La Rioja (UNIR) quiere contribuir y acercar a sus alumnos. Conscientes ambas instituciones de la “necesidad de formación técnica de los titulados universitarios” han firmado un acuerdo de cooperación educativa para que los estudiantes de las diversas Maestrías que ofrece UNIR puedan realizar prácticas externas en dicha Fundación y preparar así “su futura incorporación al mercado de trabajo”.

Gracias a este acuerdo de pasantías profesionales los estudiantes tendrán en esta ONG su centro de práctica, tal y como reconoce su directora ejecutiva desde 2012, Patricia Sierra. “Aquí pueden hacer trabajo directo en nuestros colegios, trabajo de planeación y estratégico en nuestras oficinas centrales y construcción de software o herramientas tecnológicas para el aprendizaje de apoyo educativo o administrativo”, explica.

Metodología online, valor añadido

De esa forma los alumnos de UNIR, con sus prácticas, podrán contribuir al objetivo de Pies Descalzos. “La implementación de un modelo de intervención que promueve la educación pública de calidad, para niños y niñas en comunidades desplazadas y en situación de vulnerabilidad en Colombia, donde la escuela es vista como un centro de desarrollo comunitario”, especifica Sierra, antes de recalcar que su finalidad consiste que dicha educación permita a los menores “cerrar brechas sociales”.  De esa forma, añade “estamos conectados con la causa de la educación en Colombia y en el mundo y trabajamos por ello día a día”.

Patricia Sierra, directora ejecutiva de Pies Descalzos

La máxima responsable de Pies Descalzos tiene muy claro lo que buscan en los estudiantes de UNIR que quieran realizar estas prácticas. “Queremos ser más eficientes cada día y contar con chicos preparados que aporten en el campo de la educación y la investigación hace la diferencia”, aclara. También considera la formación online un valor añadido. “Es la educación preponderante en las nuevas épocas y por eso confiamos en que este maching dé los mejores resultados para la Fundación, para UNIR y, sobre todo, para nuestros niños y niñas que son nuestra razón de ser”, considera Sierra.

Pero no solo esta metodología de trabajo en línea puede beneficiar a los alumnos que hagan prácticas, también a los propios trabajadores de la organización, a los que otorga la posibilidad “de atrevernos en otros entornos, que aunque sabemos que son útiles en ocasiones no los aprovechamos en su totalidad”. ¿Y qué competencias y habilidades pueden desarrollar los egresados en su futuro desarrollo laboral? La responsable de Pies Descalzos lo tiene claro. “El compromiso de presente y futuro de su país, ser parte del cambio que necesitamos; además de tener cerca el objeto de investigación, hacer parte de una ONG reconocida y valorada”, concluye.