Universidad Internacional de La Rioja

El profesor Santiago López Navia representó a UNIR en el XI Congreso Internacional de la Asociación Internacional Siglo de Oro

Santiago López Navia, profesor del Departamento de Didáctica de la Lengua y la Literatura de la Facultad de Educación de UNIR, representó a esta universidad en el ‘XI Congreso Internacional de la Asociación Internacional Siglo de Oro’ (AISO), que se celebró en la Universidad Complutense de Madrid entre el 10 y el 14 de julio.

El congreso estudia los Siglos de Oro desde diversos enfoques, con un diálogo interdisciplinar y atendiendo, especialmente, a la producción literaria áurea en sus diferentes géneros, autores y recepción hasta  nuestros días. “Los congresistas participan de ponencias plenarias, sesiones paralelas de comunicaciones, encuentros de investigadores y paneles en los que se desarrolla un trabajo muy dinámico y participativo que contribuye a compartir y actualizar el conocimiento especializado en la literatura aurisecular”, explica López Navia.

Por otro lado, si hay algo que destaca de este encuentro es la variedad y profundidad de los temas abordados, la multiplicidad de formatos que concurren en un programa de gran altura científica, la excelente relación entre los congresistas y la consolidada dimensión internacional de los estudios áureos. “Me conforta constatar el vigor y la solidez de la investigación especializada en un periodo que sigue concitando un gran interés en una comunidad científica que no solo persiste, sino que se renueva generacionalmente”.

Un análisis de ‘Don Quijote de Manhattan’

Santiago López Navia moderó una sesión dedicada a Cervantes y presentó la comunicación ‘Don Quijote de Manhattan, de Marina Perezagua, penúltima continuación heterodoxa del Quijote’. Se trata del estudio de la novela publicada por Marina Perezagua en 2016, una interesante y singular continuación del Quijote que López Navia define como heterodoxa, “porque las peripecias de Don Quijote y Sancho Panza trascienden la voluntad que Cervantes expresa a través del narrador en el último capítulo del Quijote al terminar su obra con la muerte de su protagonista (a diferencia de las continuaciones conservadoras u ortodoxas, que respetan esta voluntad y dejan a Don Quijote tranquilo en su tumba)”.

El también reconocido cervantista y estudioso de la oratoria y la enseñanza, relata que, en esta obra, a pesar de la voluntad de Cervantes, y sin dar demasiadas explicaciones, Don Quijote y Sancho Panza reaparecen a primeros de 2016 en la isla de Manhattan, en Nueva York, y protagonizan nuevas y disparatadas aventuras en las que, el docente de UNIR, procura rastrear la influencia temática y formal del modelo cervantino. “En esta ocasión, la lectura que trastorna a Don Quijote y orienta su misión no es la caballeresca, sino la Biblia, y todo ello en una narración que en algunos momentos se adscribe claramente al surrealismo”.