Grado en Música

19 mayo 2017

El flamante ganador del Festival de Eurovisión de este año, el portugués Salvador Sobral, declaró en el escenario, antes de interpretar por segunda vez su canción Amar pelos dois, que la música no son fuegos artificiales, sino sentimiento. Toda una declaración de intenciones sobre un tema, en realidad, poco eurovisivo –poco bailable, poco pegadizo, poco espectacular (de espectáculo)–, que, sin embargo, conquistó tanto al público presente en Kiev, como al jurado profesional y a los espectadores (a través del sistema de tele-voto).