El blog de Marc Pallarès

18 mayo 2017

La inclusión debe recurrir a los planteamientos más profundos de una auténtica educación: revalorizar el derecho fundamental de todas las personas a recibir una educación de calidad, añadir la realidad humana de la diversidad como un valor y exigir la participación y la convivencia como metas integrantes de todo proceso educativo.