El blog de José María Martín

23 abril 2017

Una tasa de crecimiento superior al 2,5% es según los modelos históricos referidos a la economía española,  condición necesaria para avanzar hacia la reducción de la deuda pública. Una deuda pública controlada limita la exposición de nuestra economía a las subidas de los tipos de interés, cuyo efecto sobre los actuales niveles de endeudamiento retraería una gran cantidad de recursos del presupuesto público.