Lunes, 30 marzo 2015

GHEDI, o la visibilidad de la investigación en Humanidades Digitales

La línea de investigación de este grupo se centra en la Humanidades Digitales y su primer objetivo es desarrollar un corpus textual de teatro. El camino a seguir en este proyecto será crear una biblioteca electrónica textual del teatro en español (1868-1936) cuya etiqueta será BETTE.

Haciendo un poco de historia, y como primera inversión de esfuerzos para comenzar la investigación en el ámbito de las Humanidades Digitales, se realizaron diferentes seminarios de interés en este campo. Esos seminarios, impartidos por los miembros del grupo LEETHI (Literaturas Españolas y Europeas: del Texto al Hipertexto), de la Universidad Complutense de Madrid, sirvieron para formar a los integrantes del equipo lo que desembocó en el planteamiento de la línea de investigación que aquí se está describiendo.

Lea también: Conozca al grupo de investigación GHEDI Humanidades y Edición Digital

Por otro lado, la aparición del libro electrónico y la proliferación de nuevos medios de expresión literaria, así como la difusión de lo que se ha venido a llamar literatura digital –escrita con y para medios digitales–, ha dado lugar a un nuevo perfil de lector que necesita de unas habilidades y unas capacidades para acercarse al texto. De esa manera, el grupo pudo comenzar a desarrollar este trabajo primero a partir de la investigación sobre la lectura en soporte digital, lo que permitió presentar y publicar (en la 8Th International Technology, Education and Development Conference) la comunicación “Detection and Evaluation of the Reading Habits shown by University Students in de Field of Literary Works on Electronic Media: a case study at The International University of La Rioja”. Esta conferencia internacional se celebró en Valencia en marzo de 2014.

DESARROLLO DEL MODELO DE EDICIÓN DIGITAL

Posteriormente, el grupo GHEDI ha centrado sus actividades de investigación en el desarrollo de ese modelo de edición digital ya mencionado sobre teatro en español. Este modelo se servirá de las posibilidades que ofrecen la web semántica y los estándares internacionales de marcación textual (TEI) para ofrecer a los lectores entradas y recorridos diferentes de lectura. De la misma forma, el uso del texto literario se adaptaría a las necesidades y modos de lectura de cada persona. Así, estaríamos contribuyendo a renovar el estudio y la investigación en Humanidades Digitales en España atendiendo a las líneas que marca la investigación internacional.

La literatura digital –escrita con y para medios digitales–, ha dado lugar a un nuevo perfil de lector que necesita de unas habilidades y unas capacidades para acercarse al texto.

TEI es un proyecto internacional que pretende crear un estándar de codificación que facilite el intercambio de textos en formato electrónico así como la integración de los datos entre investigadores. Es, por tanto, un lenguaje de marcado que nos sirve para destacar aspectos que tengan un valor o reflejen la función que cada palabra, fragmento o frase desempeña dentro de un texto. Se logra una lectura transversal e hipertextual.

Esta línea de investigación también servirá para situar a la UNIR en una línea estratégica de difusión y visibilidad de la cultura española de una forma novedosa e innovadora, y cercana a los jóvenes cada vez más habituados a las tecnologías.

Asimismo, la edición digital supone un notable avance en el campo de las Humanidades. Esto lo saben muy bien las empresas del sector editorial que han de aprovechar los recursos que ofrecen las tecnologías para adaptarse a las necesidades de sus potenciales lectores. Es este un futuro (o ya un presente) imparable que se ha de considerar a la hora de fomentar la demanda de contenidos digitales novedosos, enriquecidos, innovadores y vanguardistas.

Con todo, se pretende realizar una puesta en abierto de la edición digital aprovechando las posibilidades que ofrece la marcación textual internacional cubriendo el posible vacío que en este sentido pudiera existir en nuestro país.

*Fuente de la imagen: Maria Elena