Jueves, 28 septiembre 2017

El periodismo de datos entra en el directo con ocasión de las catástrofes naturales

El periodismo de datos suele ir ligado a tiempos de producción pausados y analíticos. Pero los equipos  multidiciplinares y la utilización de programas sencillos y rápidos de análisis permiten su adaptación a las informaciones de última hora.

Últimamente algunos medios de comunicación han demostrado ser capaces de saber responder informativamente ante las catástrofes naturales: en el caso de España, cubriendo los incendios forestales;  en el caso de Latinoamérica, los terremotos, los huracanes y las tormentas tropicales.

El periodismo de datos, con su perspectiva analítica, arroja luz sobre las causas y consecuencias de los desastres. En algunos casos también es capaz de preverlos, o de aportar soluciones. Internet ofrece una gran oportunidad a los medios de comunicación no solo de analizar y de distribuir información, sino de recabarla si las fuentes oficiales no las aportan o son escasas o incompletas.

Vayamos al último terremoto ocurrido en México. Animal Político, un medio mexicano especializado en datos y en innovación periodística, a base de visualizaciones y formularios online ha realizado un seguimiento completo de los sucesos en edificios o lugares públicos, de las necesidades de los mexicanos y de las consecuencias de la catástrofe. El resultado: una información de utilidad pública actualizada con mucha rapidez que ha servido además de apoyo a los mexicanos y ha dado a conocer sus necesidades en cada momento.

En los medios españoles, la cobertura de desastres naturales suele condensarse en el tratamiento informativo de los incendios forestales. Algunos han sido capaces de aportar información basada en datos casi a tiempo real. Véase España en Llamas y el Laboratorio del Diario de Navarra.

Los equipos de datos, multidisciplinares y los laboratorios de innovación periodística experimentan con nuevas narrativas, pero también adaptan el análisis de datos casi al directo.