Lunes, 20 marzo 2017

Recursos para desarrollar la comprensión auditiva en inglés: ¿audio o vídeo?

Uno de nuestros objetivos prioritarios en el aula de inglés debería ser fomentar el aprendizaje significativo de la lengua, para desarrollar una competencia que permita a nuestros llevar a cabo una comunicación efectiva, no solo en el aula sino fuera de ésta en entornos personales, y en el futuro en entornos profesionales también. Tanto en Educación Primaria como Secundaria estamos forjando las bases de este desarrollo, introducido en algunos casos ya en Educación Infantil.

 

Teniendo esto presente, la importancia de la comunicación oral es prioritaria y en particular el desarrollo de la comprensión auditiva como primer paso hacia la producción oral. En este sentido, las situaciones de comunicación oral más frecuentes son aquellas que la que se da una interacción cara a cara con el interlocutor, bien sea presencial o mediada por la tecnología. Si esta es la realidad que nuestros alumnos se encuentran en su lengua madre y que pueden o podrán encontrarse en la lengua extranjera, no podemos ignorar estas situaciones comunicativas bidireccionales en el diseño de actividades que permitan desarrollar la comprensión auditiva.

 

Hay muchas actividades que posibilitan hacer esto, sin embargo en muchos casos éstas están ligadas también a la producción oral, como son por ejemplo las role play activities. Si bien es complejo aislar las habilidades de lengua, es importante dentro de nuestra planificación tener en cuenta, en la medida de lo posible, aquellos rasgos específicos de cada una de ellas.

 

Tradicionalmente los recursos más utilizados para trabajar y evaluar la comprensión auditiva en el aula de inglés son las grabaciones de audio. Sin embargo, teniendo en cuenta que el discurso oral es multimodal por naturaleza, no podemos diseñar situaciones de aprendizaje para el desarrollo de esta habilidad donde el input sea exclusivamente oral. Esto es adecuado si nuestro objetivo está centrado en desarrollar y evaluar la comprensión auditiva en situaciones comunicativas bidireccionales donde éste es el único modo de expresión, es decir en conversaciones telefónicas o similares.

 

Sin embargo, en el caso que nos ocupa, el desarrollo de la comprensión auditiva en situaciones comunicativas orales donde se da una interacción cara a cara, se hace necesario considerar otro tipo de recurso como es el vídeo. Mediante éste llevamos al aula un contexto comunicativo multimodal similar al que se van a encontrar fuera de ella.

 

Un aspecto diferenciador el uso del vídeo con este fin es explorarlo desde su análisis global. Es decir, el tipo de preguntas de comprensión deben considerar no sólo el análisis de la información lingüística (del contenido introducido mediantes las palabras), sino también la interpretación de aspectos paralingüísticos como la entonación o el énfasis en ciertas palabras, así como la gestualidad de la cara o manos, entre otros. En definitiva, toda aquella información que en una interacción real cara a cara en inglés también tenemos en cuenta a la hora de comprender e interpretar el mensaje de nuestro interlocutor, y que contribuirá a la efectividad de la comunicación.

 

Sin embargo, el uso de vídeo requiere tiempo para su selección, análisis y elección de las secuencias más adecuadas, y así como para el diseño de las preguntas. Si utilizamos libros de texto en el aula, no es habitual encontrarnos con vídeos, si bien cada vez son más frecuentes como material de apoyo en las páginas web de las editoriales. Pero en este caso, se trata de grabaciones creadas para este fin y de situaciones artificiales que, si bien son adecuadas para trabajar ciertos aspectos de la lengua, no reflejan completamente el uso real de la misma. Es importante que los nuestros alumnos también estén expuestos a esta realidad y aprendan a través de ella.

 

Hay muchas preguntas que debemos plantearnos si utilizamos el vídeo en el aula de inglés, e.g. ¿la información no verbal ayuda a la comprensión?, ¿están las preguntas claramente relacionadas con esta información no verbal? (Campoy-Cubillo y Querol-Julián, 2015, p. 193). En la próxima entrada daré algunas ideas sobre cómo podemos entender y evaluar el vídeo como recurso multimodal en las actividades de listening comprehension.

 

 

Campoy-Cubillo, M.C. & Querol-Julián, M. (2015). Assessing multimodal listening. In B. Crawford & I. Fortanet-Gómez (Eds.). Multimodal Analysis in Academic Settings: From Research to Teaching (pp. 193-212). London/ New York: Routledge.