Martes, 18 abril 2017

Lingüística y matemáticas: investigación en el entorno virtual

Conjugar materias que a priori pueden parecer dispares y experiencias profesionales en diferentes campos, dan lugar a colaboraciones ricas en conocimiento que pueden servir a otros.

Esta ha sido nuestra dedicación principal en este curso en lo que a investigación se refiere. Mercedes Querol-Julián, experta en análisis del discurso oral desde una perspectiva multimodal, y yo, en la didáctica de las matemáticas, ambas con experiencia en la formación de docentes universitarios, trabajamos desde la investigación en el análisis de la práctica docente en la modalidad virtual, que puede facilitar la formación de los profesores que emprendan este camino educativo.

¿Cómo puedes saber si tus alumnos están comprendiendo el contenido que transmites durante una sesión de clase virtual?

¿Qué recursos más allá de las palabras favorecen la interacción?

¿Cómo has de manejar los gestos cuando el alumno no puede ver tu cuerpo en su totalidad?

¿Cómo manejar los silencios cuando la comunicación en el aula no se produce a través del mismo canal entre alumno y docente?

Estas preguntas han servido de motor para el trabajo iniciado de manera conjunta, desde las áreas en las que ambas trabajamos desde el inicio de nuestra vida académica, la lingüística y la didáctica de las matemáticas.

Los primeros resultados de la investigación se presentaron en el congreso internacional “International Conference on Language and Emotion” celebrado en Madrid a finales del año pasado (Querol-Julián y Arteaga-Martínez, 2016), con la comunicación “Interaction in live-virtual classes: development of creative and critical skills from teachers’ emotional multimodal discourse”. Esta investigación hace una propuesta metodológica que facilita el estudio de la interacción en el aula virtual, donde en general los alumnos se comunican únicamente mediante el chat, y no hay contacto visual con ellos que pueda facilitar la comunicación. Se trabaja principalmente desde el componente interpersonal del discurso para poder visibilizar los recursos que el docente utiliza y que pueden promover el pensamiento crítico de los alumnos.

cur

Hemos analizado nuestras propias prácticas docentes, y las de otros compañeros que nos ha facilitado esta labor, como Jesús Macías desde la didáctica de las matemáticas, al que desde estas líneas queremos agradecer su colaboración y quién también forma parte de nuestro grupo de investigación EPEDIG. Muchas horas de visualización de vídeo han facilitado la construcción de categorías que guían el posterior análisis sistematizado del discurso multimodal del docente.

Este tipo de análisis se basa, como en cualquier investigación, en una revisión de la literatura previa al respecto. Bien es cierto que, dado que la docencia en entornos virtuales es relativamente reciente, los trabajos que examinan el discurso en este entorno de enseñanza-aprendizaje son todavía escasos; sin embargo, hemos podido contrastar, mediante la revisión de aquellos que analizan la práctica docente desde la multimodalidad, cómo los profesores en entornos virtuales hemos de cambiar nuestras herramientas y recursos personales para adaptarnos a un escenario diferente en su concepción y forma.

El segundo trabajo que hemos elaborado ha sido un capítulo para una obra colectiva, que verá pronto la luz, titulado “Silence in the multimodal genre of synchronous videoconferencing lectures: the case of Didactics in Mathematics”. En éste nos centramos en el estudio del tratamiento del silencio, un aspecto discursivo esencial en la enseñanza virtual, cuya regulación facilita el mantener a nuestros alumnos implicados en la construcción del conocimiento durante las sesiones.

El discurso hablado es por naturaleza multimodal, y su comprensión completa requiere del análisis conjunto de las características lingüísticas y no lingüísticas. Por ello, en los próximos meses presentaremos nuevos resultados de nuestra investigación que pueden facilitar la mejora de la práctica docente en entornos mediados por la tecnología.

En este sentido, apostamos por continuar trabajando en esta línea conjunta demostrando que lo importante en la investigación es conjugar las áreas, los enfoques, los saberes, etc. y todo aquello que facilite el análisis efectivo, en este caso, tanto de los recursos lingüísticos como no lingüísticos, como son los gestos de las manos, la expresión facial, materiales, uso de distintos medios o herramientas entre otros, que tengan como fin el aprendizaje significativo de los alumnos y su implicación en el proceso durante las sesiones virtuales.

Referencias bibliográficas:

Querol-Julián, M. y Arteaga-Martínez, B. (2016). Interaction in live-virtual classes: development of creative and critical skills from teachers’ emotional multimodal discourse. 2016 International Conference on Language and Emotion. EMO-FunDETT project group, Madrid (España)

Querol-Julián, M. y Arteaga-Martínez, B. (en prensa). Silence in the multimodal genre of synchronous videoconferencing lectures: the case of Didactics in Mathematics. En C. Sancho Guinda (Ed.). Engagement in Professional Genres: Deference and Disclosure. Amsterdam/Philadelphia: John Benjamins.