OLYMPUS DIGITAL CAMERA

Jueves, 12 mayo 2016

Aprendizaje de la geometría infantil a través del arte abstracto

Esta semana se celebra el día escolar de las matemáticas, 12 de mayo. Desde el Grupo de Investigación Educación Personalizada en la Era Digital, de UNIR, hemos estado experimentado por las aulas de matemáticas con formas, sonidos y obras de arte abstracto.

“Y se recorren también los claros del bosque con una cierta analogía a como se han recorrido las aulas. Como los claros, las aulas son lugares vacíos dispuestos a irse llenando sucesivamente, lugares de la voz donde se va a aprender de oído, lo que resulta ser más inmediato que el aprender por letra escrita, a la que inevitablemente hay que restituir acento y voz para que así sintamos que nos está dirigida. Con la palabra escrita tenemos que ir a encontrarnos a la mitad del camino. Y siempre conservará la objetividad y la fijeza inanimada de lo que fue dicho, de lo que ya es por sí y en sí. Mientras que de oído se recibe la palabra o el gemido, el susurrar que nos está destinado. La voz del destino se oye mucho más de lo que la figura del destino se ve.

Y así se corre por los claros del bosque análogamente a como se discurre por las aulas, de aula en aula, con avivada atención” (María Zambrano).

No podríamos escribir de mejor forma las sensaciones que estos días llenan nuestros minutos, en las aulas de dos centros de la Comunidad de Madrid pertenecientes a la Fundación de Santamarca y de San Ramón y San Antonio, que nos han permitido entrar a sus aulas con un proyecto de investigación fundamentado en el aprendizaje de la geometría a través del arte abstracto.

“Con avivada atención” nos recibieron los niños el primer día en el aula de cinco años, y en pocos minutos nos hicieron sentir que ya éramos uno más del grupo. Estamos trabajando con ellos los aspectos curriculares relacionados con la geometría pero desde un enfoque donde priorizamos el abordaje del contenido de forma contextualizada.

 

foto2

 

El equipo está integrado por distintos especialistas (matemáticas, arte y música) fundidas casi como una única disciplina. El proyecto se sustenta en tres obras de autores de la escuela conquense. La ciudad de Cuenca cumple su 20.º aniversario de la Declaración como Ciudad Patrimonio de la Humanidad, y su Museo de Arte Abstracto, 50 años. Sigue siendo este un exponente en las tendencias abstractas más substanciales del arte en España.

Se trabajarán en el aula los contenidos marcados por el currículo, incorporando otros elementos que faciliten la comprensión significativa. Para ello se ha hecho un diseño de sesiones y actividades fundamentado en tres autores: Zóbel, Rueda y Torner. Hemos sonorizado sus obras bien por las características de las partituras que tienen, bien por las interpretaciones que se han hecho de ellas. Así entre Debussy, Ravel y grupos más recientes como Coldplay, los niños han descubierto las formas, las han tocado, construido y escuchado.

Hemos podido acercarnos al contenido, desde la emoción, facilitando una formación contextualizada, que evita las representaciones prototípicas y los fenómenos ostensivos. Tiene un aspecto motivacional en los niños por la indagación de conocer su entorno. Se desarrolla todo en un entorno donde puedan trabajar desde otras áreas de forma transversal. Eso no solo incrementa los niveles de motivación sino que da lugar a una aprehensión de los conceptos más significativa en los estudiantes, mediante un proceso de enseñanza-aprendizaje enfocado desde una perspectiva global en donde se vinculan diversas áreas de conocimiento.

 

foto1

 

Hemos combinado el uso de la tecnología, con los pinceles; el movimiento del cuerpo, con el uso de materiales específicos; la enseñanza, con la evaluación del proceso sin necesidad de estrictas mediciones que condicionasen el aprendizaje.

Personalmente, estoy aprendiendo en cada minuto con estos niños y niñas que lejos de enseñarme un aula como un espacio vacío, y donde las matemáticas no suenan bonito, me han enseñado la gran cantidad de cosas que me quedan por aprender y la enorme cantidad de emociones que entre cuatro paredes podemos compartir.

Gracias a Arantza, Cristina, Lorena, Eva, Manuel, y a todos los equipos docentes en general, porque nos están facilitando trabajar el aprendizaje combinando emoción e investigación.

¡Feliz día escolar de las matemáticas!