Martes, 16 mayo 2017

Ética y trabajo social

Acaba de salir publicado el último número de la revista “Cuadernos de Trabajo Social”, dedicado a la relación entre Ética y Trabajo Social. Un número realmente significativo que cuenta con 8 artículos, además de la presentación del monográfico y la editorial. Vamos a prestar atención a dos de ellos, puesto que desarrollan la importancia de la ética y la deontología profesional y se realiza un análisis histórico para el caso español.
La ética ha estado presente en la profesión desde sus comienzos. De hecho, generar algún tipo de ayuda organizada es partir de principios, reconocidos o no, que fundamenten dicha intervención. Es así como Idareta, Úriz y Viscarret (2017) proponen una periodización de la Ética del Trabajo Social en España: 1861-1936, se ve claramente influenciada por el conocimiento que permite ordenar la conducta a través del asistencialismo; 1936-1960, un periodo de índole principalmente paternalista y moralizador que se basa en la concepción caritativa de la asistencia; 1960-1980, periodo de valores porque se comienza a generar un “repliegue hacia la fundamentación axiológica de la identidad profesional” (p. 42), se comienza a pensar en construir un código deontológico y se camina hacia la ruptura con la pretérita identidad profesional; 1980-2002, es el periodo en el que se resaltan los principios éticos de la disciplina, sus normas y la dimensión deontológica; 2002-2016, se construyen metodologías para la toma de decisiones éticas y se interrelacionan las dimensiones teleológica, deontológica y pragmática de la disciplina.
En un sentido semejante, aunque con un enfoque que se escapa del historicismo, el trabajo de Verde y Cebolla (2017) ahonda en tres debates que pueden parecer diferenciados, aunque se ligan en la praxis. Comienzan reflexionando sobre el papel que juega la ética y la deontología profesional en la práctica, es decir, los múltiples conflictos que se generan en la toma de decisiones y las dificultades para distinguir los planos éticos y deontológicos. En segundo lugar, desarrollan el rol que juega la deontología profesional y los códigos deontológicos a través de los propios colegios profesionales y el Consejo General del Trabajo Social, en tanto en cuanto que garantes de los derechos sociales. Por último, realizan una serie de consideraciones sobre la formación en ética y en deontología profesional por parte de los estudiantes de Trabajo Social. Para ello, fundamentan sus argumentaciones en la revisión de las materias de Ética y Trabajo Social en todos los planes de estudio de dicho grado en las universidades españolas.
Los dos artículos seleccionados permiten entender las relaciones entre Ética y Trabajo Social en España. El primero, porque sitúa a la disciplina en España tanto en su propio desarrollo histórico como también en la praxis. El segundo, permite comprender la necesidad de la relación, sus dificultades y, sobre todo, porque deja claro que es necesaria mayor formación y conocimiento sobre Ética y Deontología profesional porque “disminuiría previsiblemente el desasosiego y la incertidumbre en la práctica profesional y, en todo caso, redundaría en una mejor atención a la ciudadanía y la defensa de sus derechos sociales” (p. 94).
Referencias
Idareta, F., Úriz, Mª. y Viscarret, J. J. (2017). 150 años de historia de la ética del Trabajo Social en España: periodización de sus valores éticos. Cuadernos de Trabajo Social, 30(1), 37-50.
Verde, C. y Cebolla, O. (2017). Deontología profesional: la ética denostada. Cuadernos de Trabajo Social, 30(1), 77-95.