Miércoles, 03 mayo 2017

El trabajo móvil, un nuevo concepto

Las nuevas tecnologías de la información y la comunicación (TIC) están teniendo un efecto directo sobre el trabajo, al convertirse muchos de los dispositivos móviles, en herramientas habituales de trabajo. Al mismo tiempo, se puede observar una erosión progresiva de la asociación tradicional de trabajo con un lugar particular, dando lugar al concepto de trabajos móviles. Este nuevo concepto denominado “mobile eWork” o “trabajo móvil apoyado por las TIC” lo describen, Andriessen et al. (2006) como:

Todo tipo de trabajo de alta intensidad de trabajo móvil a nivel individual llevado a cabo fuera del hogar y la oficina principal, utilizando las TIC para las conexiones en línea a Internet y / o al ordenador de la empresa. El eWork móvil está relacionado con la posibilidad de que una persona mueva y ejecute tareas en cualquier lugar y en cualquier momento. Con la ayuda de tecnologías cableadas e inalámbricas y de una manera flexible.

Por otro lado se puede entiende por un “mobile eWorker o un trabajador móvil, una persona que trabaja por lo menos, diez horas por semana lejos del hogar y del lugar de trabajo principal, y utiliza conexiones informáticas en línea al hacerlo” (Collaboration@Work, 2006).

Éste es un concepto relativamente nuevo, diferenciado del trabajo en oficina y que se desmarca del conocido como “teletrabajo” (trabajo desde el domicilio). La literatura existente actualmente, en relación con este tipo de trabajo y los riesgos generados, es aún muy escasa. Resulta complejo evaluar el impacto que tiene el uso de los dispositivos móviles en el día a día de los trabajadores móviles, ya que partimos de una cierta desinformación sobre aspectos tales como: tipos de dispositivos y frecuencia de uso, lugares de trabajo, entorno, horarios, etc. No es fácil conocer las condiciones de trabajo y ambientales en las que se encuentra un trabajador móvil.

A ello cabe sumar, que la mayoría de las normativas o metodologías existentes a día de hoy, no contemplan los nuevos escenarios, que han traído consigo las TIC. Su aplicación a la hora de evaluar los riesgos a los que se encuentra expuesto un trabajador móvil, en ocasiones, resulta complicada y poco eficaz.

En definitiva, la aparición de nuevas tecnologías (la telefonía móvil, el internet de las cosas, el big data, la robótica, la inteligencia artificial, la impresión 3D, etc.) y nuevas formas de organización del trabajo (teletrabajo, trabajo móvil, crowdsourcing, etc.), están generando una serie de riesgos emergentes que conviene estudiar de forma profunda y con una cierta premura. Las últimas publicaciones realizadas por la Agencia Europea de la Seguridad y salud en el Trabajo así como el Observatorio Europeo de Riesgos emergentes y la Organización Internacional del Trabajo, destacan entre otras como líneas prioritarias, el estudio de los riesgos emergentes. Entre ellos, se encuentran los trastornos musculo-esqueléticos y psicosociales derivados del uso de las TIC en el ámbito laboral.

Referencias bibliográficas

Andriessen, J. H. E. & Vartiainen, M. (Eds.) (2006). Mobile Virtual Work – A New Paradigm. Berlin: Springer.

Collaboration@Work (2006). Collaboration@Work: The 2006 report on new working environments and practices. Luxembourg: Office for Official Publications of the European Communities.